Sebastian Vettel en SuzukaSebastian Vettel ha ganado el Gran Premio de Japón en Suzuka por segundo año consecutivo, seguido en segunda posición por su compañero de Red Bull, Mark Webber, que conserva su liderazgo en el campeonato. Fernando Alonso terminó en tercer lugar para Ferrari por delante de los pilotos de McLaren, Button y Hamilton, mientras este último perdió un puesto en carrera con Jenson, debido a problemas con el cambio.

Después de haberse suspendido la clasificación por lluvia el sábado, el domingo por la mañana las condiciones eran de seco y los Red Bulls hicieron exactamente lo que esperábamos: dominar. La primera fila fue compartida entre Vettel y Webber, pero eso en el año 2010 no es garantía de éxito.

Incluso antes del inicio de la carrera, la parrilla se vio sacudida por un grave accidente. En su intento de llegar a la formación inicial, Lucas di Grassi fue demasiado en la curva 130R y perdió el control del coche estrellándose en el mismo sitio que Allan McNish con Toyota en 2002. El brasileño fue capaz de bajarse del coche sin problemas, aunque fue un error estúpido de pilotaje.

En la salida, al apagarse el semáforo rojo y mientras Robert Kubica se colocaba segundo superando a Mark Webber, su compañero de equipo Vitaly Petrov hizo una buena salida pero no pudo llegar a la primera curva antes de estrellarse. Metió su Renault en un hueco lo suficientemente grande y tocó a Nico Hulkenberg. A unos cientos de metros de distancia un grave error de Felipe Massa le dejó fuera de carrera llevándose por delante a Tonio Liuzzi. El coche de seguridad tuvo que salir a pista para que los comisarios de pista dejaran el trazado limpio de vehículos.

Durante la fase del coche de seguridad, las malas noticias llegaron para Robert Kubica, al Renault se le desprendió la rueda trasera y el polaco se vio obligado a retirarse. Webber tuvo una buena salida y los Red Bull pasaron a liderar la carrera, mientras tras ellos, Alonso que tuvo una mala salida, pudo recuperar el puesto perdido con Button y su McLaren que llevaba neumáticos duros. Por detrás Hamilton tuvo que hacer frente a algunos competidores después de su penalización en parrilla.

La carrera transcurrió sin ningún tipo de incidente. Jenson Button tenía buen ritmo pero no era lo suficientemente bueno para ser una amenaza. De hecho, Lewis Hamilton le llegó a pasar. Hamilton, reafirmó una vuelta rápida tras otra en su búsqueda de Fernando Alonso. Sin embargo, cuando tenía el Ferrari a la vista, su tercera velocidad se rompió y tuvo que tratar de mantenerse en pista con esas condiciones en su McLaren. Con Button pasó rápidamente a Lewis y aunque la temporada no ha terminado, los McLaren están muy lejos del título.

Mientras tanto, al frente Webber disfrutaba de un par de buenas vueltas y la diferencia con Vettel se veía reducida a menos de un segundo, pero el joven alemán tenía todo bajo control. Mientras tanto, Kamui Kobayashi luchaba con los pilotos de Mercedes para dar el espectáculo en la carrera. Kobayashi hizo un buen número de adelantamientos en su camino al séptimo lugar, y la pelea entre los pilotos de Mercedes se decidió a favor de Schumacher por un golpe fuerte de Nico Rosberg que, como Kubica, por razones inexplicables perdió la rueda. Heikki Kovalainen en la parte posterior llevó a Lotus Racing a la euforia, al lograr la duodécima posición, la más alta de un equipo nuevo este año.

Fernando Alonso dijo en Singapur que si acababa en el podio en todas las carreras, podria hacer que lograra el Campeonato de Pilotos. Basandonos en esta afirmación, los McLaren lo tienen muy difícil después de otra carrera sin subir al podio. Vettel y Alonso están ahora empatados a puntos por detrás de Webber, y con tres carreras por delante. La diferencia es de catorce puntos, por lo que todo el mundo todavía tiene posibilidades. La próxima cita en dos semanas en Corea.

Lea también: