Sebastian Vettel admite no haberse adaptado todavía al monoplaza con el que competirá durante la temporada 2021 de la Fórmula 1. Unos problemas que espera que se solucionen con el tiempo y la experiencia, ya que son muchas cosas en las que hay que trabajar para que pueda estar a gusto dentro del AMR21.

“El coche tiene una filosofía diferente. Requiere ser conducido de manera diferente y también tiene con una unidad de potencia distinta. Sin entrar en detalles, porque no creo que sea justo hacer esas comparaciones en público, naturalmente todas estas cosas son diferentes y me cuesta un poco acostumbrarme a ello”

“También es un mundo diferente dentro del coche, solo en términos de comodidad. Los pedales se sienten de otra forma y el asiento es un poco diferente. Así que son cosas pequeñas, pero al final es un efecto acumulativo de todo eso. En el coche, la dirección se siente diferente, obviamente todos los coches de F1 tienen dirección asistida, pero cada dirección asistida está configurada de manera ligeramente distinta y te da una impresión diferente, porque en última instancia, cuando conduces, tienes el volante en tus manos y esa es la retroalimentación que obtienes”.

 

Lea también: