Hace unos días la FIA daba a conocer su resolución tras la investigación realizada al equipo italiano por sus unidades de potencia. Ferrari sorprendió durante 2019 por su gran velocidad en rectas, una diferencia que hizo torcer el gesto a más de uno y desembocó en una investigación de la FIA. Las sospechas sobre algún elemento fuera de la legalidad hacía que los focos centraran su atención en los de Maranello. Lo que parecía solucionado entre las partes implicadas parece no haber agradado al resto de la parrilla.

Por lo que esta misma mañana han emitido un comunicado conjunto a través de todos sus canales informativos. Mercedes, Red Bull, McLaren, Renault, Racing Point, Alpha Tauri y Williams se han puesto de acuerdo para dar a conocer su intención de esclarecer lo sucedido de forma pública y clara para todos los interesados en el mundo del motor. Habrá que esperar para ver cómo evolucionan las decisiones y cómo afecta esto a la escudería italiana. Sus últimas palabras no arrojan gran cantidad de emoción ante 2020 y este revés puede ser una gran piedra en su camino hacia el regreso a lo más alto.

“Nosotros, los equipos abajo firmantes, quedamos sorprendidos y conmocionados por la declaración de la FIA del viernes 28 de febrero con respecto a la conclusión de su investigación sobre la unidad de potencia de la Scuderia Ferrari de Fórmula 1. Un regulador deportivo internacional tiene la responsabilidad de actuar con los más altos estándares de gobierno, integridad y transparencia. Después de meses de investigaciones que fueron realizadas por la FIA solo después de las consultas planteadas por otros equipos, nos oponemos firmemente a que la FIA llegue a un acuerdo de solución confidencial con Ferrari para concluir este asunto.

Por lo tanto, declaramos públicamente nuestro compromiso compartido de buscar una divulgación completa y adecuada en este asunto, para garantizar que nuestro deporte trate a todos los competidores de manera justa y equitativa. Lo hacemos en nombre de los aficionados, los participantes y las partes interesadas de la Fórmula Uno. Además, nos reservamos nuestros derechos de buscar reparación legal, dentro del debido proceso de la FIA y ante los tribunales competentes”.

 

Lea también: