El coronavirus continúa extendiéndose por todo el mundo y afectando a multitud de competiciones deportivas. Entre ellas no podía faltar la Fórmula 1, que hace un par de semanas anunciaba el aplazamiento del Gran Premio de China. Pero la cita asiática no ha sido la única en verse afectada por el Covid-19, ya que la carrera de Baréin, si bien sí se disputará, lo hará a puerta cerrada, por lo que el circuito de Sakhir permanecerá vacío durante todo el fin de semana para evitar nuevos contagios. Una decisión que no pilla a nadie por sorpresa viendo la cantidad de eventos que han sufrido alteraciones a lo largo de las últimas semanas. La pregunta ahora es si alguna prueba más de la máxima categoría del automovilismo sufrirá las consecuencias de este virus, el cual supera ya los 100.000 contagiados en todo el planeta.

“En consulta con nuestros socios internacionales, así como con el Ministerio de Salud del Reino, Baréin ha tomado la decisión de celebrar el Gran Premio de esta temporada como un evento exclusivo para participantes. Como nación anfitriona de la Fórmula 1, el bienestar de los seguidores y los asistentes a la carrera suponen una responsabilidad tremenda. Dada la continua difusión de Covid-19 a nivel global, convocar un evento deportivo importante que esté abierto al público y permita a miles de viajeros internacionales y aficionados locales interactuar en estrecha proximidad, no sería lo correcto en una situación como la actual. No obstante, para garantizar que ni el deporte ni su base de seguidores globales se vean afectados de manera indebida, el fin de semana de carreras como tal continuará adelante como un evento televisado”, manifiesta el comunicado emitido por los organizadores de la prueba.

“Las acciones de Baréin para prevenir, identificar y aislar casos de personas con Covid-19 han sido extremadamente exitosas hasta el día de hoy. Esto ha implicado medidas rápidas y proactivas a la hora de identificar a los afectados por el virus, de los cuales la gran mayoría de los casos se relacionan con los que viajan al país mediante vía aérea. Las medidas agresivas de ‘distanciamiento’ social han incrementado más aún la eficacia de prevenir la propagación del virus, algo que claramente sería casi imposible de mantener si el Gran Premio hubiera continuado según lo planeado originalmente. Somos conscientes de lo decepcionados que estarán muchos con esta noticia, sobre todo aquellos que tenían planeado viajar al evento, el cual que se ha convertido en una cita fundamental del calendario internacional de la categoría reina del automovilismo, pero la seguridad debe seguir siendo nuestra máxima prioridad”, han apuntado desde la organización para finalizar.

 

Lea también: