Pascal Wehrlein no disputará la carrera del Gran Premio de Australia, debido a que el piloto alemán no se siente con confianza para completar toda la distancia de la carrera después de que su preparación física se viera mermada por una lesión de espalda. Todo esto viene tras el fuerte accidente que sufrió el piloto alemán en la pasada Race of Champions en la que sufrió un fuerte accidente cuando pilotaba un KTM X-Bow. Un fallo provocó que volcara y al no llevar puesto el sistema de retención del cuello HANS, el piloto alemán sufrió una lesión en el cuello y espalda que no le permitió rodar en la primera semana de test de pretemporada en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Aunque completó la segunda semana de test con total normalidad y ha pilotado el Sauber C36 durante la jornada del viernes del Gran Premio de Australia, ha sido el propio Pascal Wehrlein quien ha confirmado que no podrá competir este fin de semana. El alemán asegura que pese a que todo ha ido correctamente en la jornada del viernes, duda de que tenga las condiciones físicas aptas para completar correctamente una carrera, por lo que ha decidido retirarse de cara a una total recuperación. Su sustituto, el piloto reserva de Sauber, Antonio Giovinazzi, quien ya lo sustituyó en la primera semana de test en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

“Mi nivel de condición física no es como debería ser para una distancia de carrera completa debido a mi déficit de entrenamiento. Le expliqué la situación al equipo ayer por la noche. Por lo tanto, en Sauber han decidido no correr riesgos. Es una lástima, pero es la mejor decisión para el equipo. Cada situación es diferente. Tuve una lesión en la espalda y no pude entrenar todo lo duro que me hubiera gustado, ese es el motivo. Así que cada situación es diferente. No me siento cómodo compitiendo este fin de semana”, afirma Wehrlein.

“La lesión se acabó hace 9 semanas y ese es el tiempo que he tenido para prepararme todo lo bien que he podido para la temporada. La lesión me hizo dar un paso atrás, por supuesto, y ahora me estoy recuperando. Sentía que todo estaba bien, pero no para completar toda la distancia de carrera. Nunca conduces bajo circunstancias de carrera y ayer en el coche en la tanda larga lo noté (el dolor) más que en los test o en tandas cortas“, finaliza Wehrlein.

Por otra parte, Monisha Kaltenborn, jefa de equipo de Sauber, lamenta que Pascal Wehrlein no pueda competir este fin de semana en Australia por culpa de su condición física. Sin embargo, confía en que pueda entrenar correctamente para recuperarse y poder estar al cien por cien en el próximo Gran Premio de China.

“Tenemos un gran respeto por el trabajo y profesionalidad de Pascal Wehrlein. Esta decisión definitivamente no fue fácil para él, subraya sus cualidades como un buen piloto que piensa por el equipo. Esta decisión se ha tomado a partir de su condición física, y en tal situación no tomamos ningún riesgo innecesario. Pascal Wehrlein estará en China como estaba planeado”, añade Monisha Kalterborn.

Lea también: