El piloto de hielo fue secuestrado por unos matones para obligarlo a firmar un contrato de marketing con la compañia de ropa Makia Racing.. pero ante la negativa del piloto los mafiosos le mostraron una “fotografías reveladoras” que motivaron al hombre de Renault a cambiar de parecer.
Disfruten este divertido

Lea también: