Alonso en SuzukaQuedando apenas cuatro carreras, Suzuka da la bienvenida a cinco candidatos al título – tres de ellos ya campeones del mundo – con una separación de tan sólo 25 puntos entre ellos. Una vez más, no se deje engañar por los números, ya que esto equivale a una sola victoria.

Diseñado por el holandés John Hugenholtz, el mismo hombre que diseñó Zandvoort entre otros circuitos, Suzuka fue originalmente una pista de pruebas de Honda en 1962. De hecho, no fue hasta 1987, cuando el trazado dio la bienvenida a su primer Gran Premio, Gerhard Berger con Ferrari ganó saliendo desde la pole position.

Siendo el único trazado con forma de ocho en el calendario, Suzuka, puede presumir del mejor ambiente de la temporada, en particular gracias al parque de atracciones que hay en Suzuka (junto a la recta de salida / meta) y gracias a los aficionados japoneses que reciben una única visita anual de la F1 no como los afortunados europeos, donde cada fin de semana se disputan deportes del motor de varias competiciones a lo largo de la temporada.

También el trazado es especial porque como todos los de la vieja escuela es de esos circuitos, con curva con nombre propio. Sea la Eses 130R, Dunlop, Degner, Spoon, o el Triángulo Casio. Cada una cuenta con una velocidad y un reto diferente y todos los pilotos tienen que luchar para pasar por ellas, donde han habido momentos muy dramáticos a lo largo de su historia.

Y precisamente drama es lo que se desataba el año pasado cuando, el circo volvía al trazado tras haberse disputado el Gran Premio de Japón en la pista de Fuji, y la mitad de la parrilla tuvo que esforzarse por simplemente mantener sus coches en la pista en un período de clasificación que se vio retrasado y que finalmente terminó casi media hora más tarde de lo que debería.

Sebastian Vettel es el último ganador del trazado aunque puede parecer extraño, pero ahora, debido la situación del campeonato y tras el regreso del Gran Premio de Japón en el calendario, hay que mirar hacia atrás siete temporadas en los libros de historia para encontrar en Suzuka para la decisión de un campeonato y fue cuando Schumacher selló su sexto título al cruzar la meta octavo en 2003, a pesar de una colisión con el héroe local Takuma Sato.

Lea también: