Antonio Giovinazzi seguirá compitiendo para Sauber en el Gran Premio de China de este fin de semana, mientras que Pascal Wehrlein se espera que regrese o en Bahrein o en Rusia a finales de este mes, según ha confirmado el equipo.

Wehrlein sufrió una lesión en la espalda después del accidente ocurrido en la Race of Champions y se vio obligado a modificar su programa de entrenamiento, aunque pudo regresar a la acción en el segundo test de pretemporada en España. Wehrlein participó en los libres de Australia tal y como estaba planeado pero se retiró del resto de las sesiones del fin de semana, por considerar él mismo que no se encontraba en condiciones de aguantar las 58 vueltas de carrera al 100%.

Giovinazzi, quien se puso al volante del C36 con motor Ferrari y terminó en la 12ª posición, seguirá al volante del monoplaza para la segunda ronda de la campaña que se disputa en China.

Wehrlein se ha mostrado optimista de que estará en forma para regresar a la acción para el próximo Gran Premio de Bahrein, pero sino puede competir en Sakhir, ha reconocido estar listo para esperar a Rusia, a finales de mes.

“Para mi lo más importante es que pueda entrenar intensamente para asegurar mi rendimiento al 100% tan pronto como sea posible, entonces estaré bien preparado para mi primer fin de semana completo de Gran Premio con Sauber. Ojalá que pueda ser en Bahrein pero, si no, nos tomaremos el tiempo necesario hasta Rusia para asegurarnos que estoy completamente preparado.” dijo Wehrlein.

 

Lea también: