Esta es la tercera temporada de Haas en Fórmula 1. Desde el fracaso absoluto de proyectos como Marussia, Caterham o HRT, ningún empresario amante de la competición se había atrevido a entrar en la Fórmula 1 con un equipo nuevo. La situación que atraviesa actualmente la categoría parece echar para atrás a los pocos valientes que aún sueñan con tener una formación en la máxima categoría.

Lo que más cuesta a los nuevos equipos en F1, es el arranque. Tienen que sentar los cimientos y después, ponerse a trabajar con una compleja normativa que el resto de fabricantes ya llevan años estudiando. Para superar esta primera fase de incertidumbre, Haas decidió buscar el apoyo de uno de los equipos que más sabe de esto del mundo, Ferrari. De esta forma se ahorraban mucho tiempo, dinero y se garantizaban un rendimiento competitivo a corto plazo. Para ello, eligieron a otro fabricante independiente con muchísima experiencia como es Dallara, que además, está en Italia.

El sistema, para los inicios, no estuvo nada mal. Desde el primer año, los americanos consiguieron mantener el tipo y la temporada pasada, llegaron incluso a sorprender en algunas ocasiones. De no haber sido por los problemas de frenos que sufrieron en varias carreras, sus resultados podrían haber sido mucho mejores, dentro de la media parrilla a la que corresponde.

Sin embargo, parece que esto no fue suficiente para ellos. En 2018 Haas se ha asegurado estar en todas las carreras no solo en los puntos, sino rozando las primeras posiciones. ¿Cómo lo han hecho? A randes ragos y para que nos entendamos, montando en su chasis Dallara toda la técnica y aerodinámica del Ferrari SF70-H, el monoplaza con el que Ferrari la pasada temporada consiguió el subcampeonato del Mundo de Fórmula 1.

Los pequeños cambios que ha sufrido el reglamento ha permitido que el Haas VF-18 sea la viva imagen del Ferrari 2017. Se rumorea que han podido reutilizar nada más y nada menos que un 70% del coche.

El resultado estuvo presente durante el Gran Premio de Australia donde estaban en buena posición y fueron muy rápidos hasta, que por un problema en pits, tuvieron que abandonar. Ahora habrá que esperar a ver si consiguen mantener este buen ritmo el resto de la temporada.

Lea también: