Raikkonen debutó en la Fórmula 1 con Sauber en 2001, antes de unirse a McLaren al año siguiente, y regresará al equipo suizo la próxima temporada. Aunque el campeón del mundo de 2007 no ha ganado ninguna carrera desde 2013, y no ha llegado a la victoria en su segunda etapa con Ferrari, representa un gran impulso para Sauber. El equipo ha estado en un importante proyecto de reconstrucción durante el último año desde que Fred Vasseur asumió el mando en medio de un cambio de propietarios.

“Contratar a Kimi Raikkonen como nuestro piloto representa un pilar importante de nuestro proyecto, y nos acerca a nuestro objetivo de lograr un progreso significativo como equipo en un futuro cercano”, dijo Vasseur.

“El indudable talento de Kimi y su inmensa experiencia en la Fórmula 1 no sólo contribuirán al desarrollo de nuestro coche, sino que también acelerarán el crecimiento y el desarrollo de nuestro equipo en su conjunto”.

“Juntos comenzaremos la temporada 2019 con una base fuerte, impulsados por la determinación de luchar por los resultados que valen”.

El hecho de que Raikkonen ocupe uno de los asientos de Sauber para 2019 significa que el otro piloto actual de la escudería, Marcus Ericsson, se encuentra bajo presión para ganar mantener su lugar. Antonio Giovinazzi, piloto junior de Ferrari, era considerado uno de los favoritos para ser titular en Sauber, ya que Ferrari tiene una opción sobre uno de los asientos del equipo.

Lea también: