pat symonds

No le fue nada bien al equipo Williams por las estrechas y reviradas calles de Mónaco, cosechando un único punto gracias al décimo puesto de Felipe Massa. Esperaban más rendimiento por parte de su FW38, pero no pudo ser y ahora tienen puesta toda su atención en la siguiente carrera, el Gran Premio de Canadá.

Sin duda, el circuito Gilles Villeneuve, con sus largas rectas, es uno de los que más benefician al Williams. El año pasado cuajaron una gran actuación allí, con podio incluido por parte de Valtteri Bottas, y este año no querrán desperdiciar la oportunidad. Será un desafío importante para el equipo de Grove, que llevará mejoras aerodinámicas y en el chasis.

Una de las claves de la carrera será la gestión de los neumáticos, ya que para este circuito, Pirelli ha decidido que los tres compuestos de neumáticos que se utilizarán serán el ultrablando, el superblando y el blando, al igual que en Mónaco. Como en todas las carreras desde que se introdujo la nueva normativa de tres compuestos diferentes, veremos estrategias muy diferentes en cada equipo.

Pat Symonds, director técnico de Williams, se muestra confiado de cara a la carrera de Canadá, ya que cree que las características del circuito favorecen mucho a su coche. Después del fiasco de Mónaco, espera que su equipo recupere la forma y la confianza haciendo una buena carrera en Montreal.

Al ser un circuito de largas rectas, favorece mucho las características del Williams, como pudimos ver el año pasado, por lo que debemos recuperar la forma este fin de semana. Las claves de esta carrera son una buena velocidad punta, tener estabilidad en la frenada y en los cambios de dirección, y conseguir buena tracción a la salida de las curvas. Es también la segunda carrera consecutiva con el neumático ultrablando, aunque esperamos que la mayoría de los coches realicen una parada. En cuanto a aerodinámica y a chasis, traemos una serie de piezas nuevas, por lo que deberíamos tener un gran rendimiento aquí.” declara Pat Symonds.

 

 

Lea también: