Sebastian Vettel se ha convertido en triple Campeón del Mundo de F1 después de que un espectacular Gran Premio de Brasil haya finalizado con el coche de seguridad en pista. Jenson Button se llevó la victoria después de la colisión entre Nico Hülkenberg y Lewis Hamilton, seguido en el podio de los dos pilotos de Ferrari Fernando Alonso y Felipe Massa. Vettel se limitó a defender la sexta posición después de ser golpeado y sufrir un trompo al inicio de la carrera que le obligó a remontar a través de la parrilla.

En los últimos años Interlagos ha entregado mucho suspense a las carreras decisoras del título, pero la carrera del domingo será siempre recordada como una de las mejores de la historia. 20 minutos antes del comienzo hizo aparición la lluvia y Hamilton y Button se preparaban para arrancar desde la primera fila en la última carrera del primero con McLaren. Para asegurar el campeonato, Vettel garantizaría la corona con un final entre los cuatro primeros, mientras que Alonso tendría que luchar por el podio desde la séptima posición de la parrilla.

Fue una salida limpia pero muy prudente para Vettel que perdió posiciones. En la parte delantera, Felipe Massa remontó puestos hasta la P2 mientras que Alonso tomaba la línea exterior y se colocaba cuarto. Inmediatamente después llegó el drama en la curva 4. Kimi Räikkönen se salió del circuito mientras que Vettel hizo un trompo por un toque de Bruno Senna. Tanto Senna y Sergio Pérez abandonaron en el lugar, mientras que Vettel pudo volver con daños en su RB8 y en la parte trasera de la parrilla. En este punto parecía muy probable que Alonso podría convertirse en el Campeón del Mundo de 2012.

La carrera de 71 vueltas tuvo varios momentos de lluvia, lo que provocó que algunos pilotos hicieran hasta cuatro paradas en boxes cuando con una habría sido suficiente en condiciones de seco. Los dos aspirantes al título cambiaron a los intermedios en su primera parada, mientras que Button – después de una entretenida batalla con Hamilton – se quedó liderando con los neumáticos de seco. Fue seguido por el Force India de Hulkenberg, que había comenzado sexto y se había mantenido alejado de los problemas; aunque parezca increíble, el alemán arrebató el liderato a Button en el inicio de la vuelta 18.

Mientras Adrian Newey evaluaba los daños del coche de Vettel con unas fotosimpresas en papel, su piloto ya había irrumpido a través de la parrilla y en la vuelta 9 ya estaba sexto. En las etapas iniciales, Massa trabajó para su compañero de equipo, defendiéndose de la carga que, liderada por Mark Webber, quien luego hizo trompos en dos ocasiones – amenazaba con adelantar a los dos Ferrari. En la vuelta 23 el coche de seguridad salió a pista para permitir la retirada de los restos de piezas acumuladas en la pista y permitir así una pausa para recuperar el aliento colectivo.

Romain Grosjean se estrelló contra las barreras en Mergulho mientras que su compañero Räikkönen hizo una espeluznante excursión fuera de la pista por detrás de las barreras en Junçao, pero fue Hamilton quien aprovechó el momento para adelantar a Button después de la reanudación. Hülkenberg todavía lideraba, pero los problemas de agarre permitieron a Hamilton pasarle en Laranjinha. Siete vueltas más tarde, el piloto de Force India atacó pero perdió el control en la primera curva y se llevó a Hamilton por delante. El inglés tuvo que retirarse mientras que Hülkenberg recibió una penalización.

La lluvia más fuerte se produjo en el último tercio de la carrera; Daniel Ricciardo apostaba por los Full Wets mientras que el líder Button y el resto de los pilotos sobrevivían con los Intermedios. Alonso había subido hasta la tercera posición después de que Red Bull hiciera un error táctico haciendo pasar a Vettel demasiado pronto por boxees. El español se colocó en el segundo lugar al adelantar a Massa. Vettel, después de otra parada, se colocó séptimo pero aún en posición cómoda para el título – y se hizo aún más cómoda cuando su compatriota Michael Schumacher, en su última carrera de F1, le cedió la sexta posición.

La victoria de Button le confirmó como ganador en las dos primeras carreras y la último de 2012, con la primera aparición de la pareja de pilotos de Ferrari juntos en el podio por única vez este año. La triple corona de Vettel se confirmó prácticamente una vuelta antes del final, ya que el coche de seguridad salió a pista por el accidente de Paul di Resta en la última curva. De manera espectacular, Vettel es el noveno Triple Campeón del Mundo y el tercero en la historia en ganar tres títulos consecutivos. También se convierte en el Triple Campeón más joven, quitándole el récord al fallecido Ayrton Senna.

Por otra parte, Ferrari se mantiene segunda en el Campeonato de Constructores por delante de McLaren y el adelantamiento final de Vitaly Petrov a Charles Pic en carrera ha permitido a Caterham recuperar el décimo puesto en la general. ELa retirada de Hamilton también significa que Kimi Räikkönen termina tercero en la clasificación de pilotos en su año de regreso

Sebastian Vettel

Ha sido una carrera increíble,” dijo el piloto de Red Bull después de terminar en la sexta posición. “¡Lo han intentado todo para ponérnoslo difícil hoy! Cuando te encuentras en dirección contraria en la curva 4 de esa manera, sin razón aparente, no es la sensación más bonita. Tuve mucha suerte de que nadie chocara contra mi (al encontrarse en sentido contrario en medio de la pista).”

“Creo que probablemente ha sido la carrera más difícil, pero siempre hemos creído. La gente ha intentado hacer juego sucio y algunas cosas han superado los límites, pero no hemos permitido que nos distrayeran y hemos sido muy fuertes hasta el final.”

“Este fin de semana, la gente ha intentado decir que no lo lograríamos si llovía pero hemos demostrado que nos gusta el mojado tanto como el seco. Después de diez o veinte vueltas iba cuarto o quinto justo por detrás de Fernando (Alonso).”

“¿Pero cómo logras mantenerte tranquilo? Empujas y empujas y recuperas.”

Vettel junto a Juan Manuel Fangio y Michael Schumacher, ha gando tres títulos del mundo consecutivamente, pero se convierte en el piloto más joven en lograr la triple coriona, superando a Ayrton Senna.

Lea también: