mercedes-amg-2015.jpg

En la escudería alemana se están empezando a poner nerviosos. El toque entre Nico Rosberg y Lewis Hamilton en el pasado Gran Premio de Bélgica obligó a Mercedes AMG a llamar al orden a sus dos pilotos antes de afrontar una nueva carrera, en esta ocasión en Monza, circuito que promete ser de nuevo territorio de los propulsores de la marca de la estrella. Ahora que parecía que todo estaba más o menos aclarado, el discurso de Toto Wolff se ha endurecido.

Hasta tal punto que de las palabras del jefe deportivo de Mercedes AMG ha advertido tanto a Rosberg como a Hamilton que una nueva salida de tono puede poner en peligro sus puestos dentro de la escudería. En las declaraciones a la BBC, Wolff dice literalmente que una repetición de la situación vivida en Spa-Francorchamps es completamente inaceptable dentro del equipo.

Suena a órdago, pero sin duda el que más tiene que perder es Lewis Hamilton con su contrato todavía sin renovar puede ser el principal damnificado si no se reconduce la situación dentro del equipo germano.

Tendríamos que tomar decisiones y aceptar las consecuencias de tener una pareja diferente de pilotos. Si no somos capaces de lograr que los dos sigan el espíritu Mercedes, entonces tenemos que aceptar esto. Les hemos dejado muy claro a los dos que esa es una situación inaceptable para nosotros. No queremos que eso vuelva a suceder nunca más.

Vía | MARCA

Lea también: