toto.jpg

El jefe de la escudería Mercedes AMG ha lanzado un ultimatum tanto a Nico Rosberg como a Lewis Hamilton. Si ambos no son capaces de correr limpiamente, entonces se analizará la opción de cambiar la alineación de pilotos. Wolff no oculta su descontento por los constantes escándalos que acontecen en el equipo, pero más allá de lo sucedido en las pistas, el impacto negativo de las acciones, y declaraciones, de ambos pilotos está dañando la imagen corporativa de Mercedes Benz.

En una entrevista para la BBC, Wolff manifestó que se han tomado las pertinentes medidas disciplinarias para evitar más problemas. Aunque se negó a hablar de las acciones contra Rosberg, enfatizó en el hecho de no permitir más situaciones polémicas, incluyendo las declaraciones a la prensa en las cuales se critique, de forma negativa, al compañero o a la escudería. En Monza estarán a prueba Hamilton y Rosberg, si persisten en sus actitudes, entonces Wolff actuará pensando en el equipo.

Si no somos capaces de gestionar a nuestros dos pilotos siguiendo el espíritu de Mercedes Benz, entonces tendremos que tomar decisiones, como tener otra formación y asumir las consecuencias. Soy el jefe del equipo y es mi responsabilidad mantener el equilibrio. De lo justo o injusto que puedan ser las autoridades es algo que nuestros pilotos no deberían hablar en público. Hemos dejado muy claro que lo sucedido es un escenario inaceptable para nosotros.

Vía | bbc.co.uk

Lea también: