Si hay un piloto en activo con una inmensa experiencia en el mundo del automovilismo ese es, sin duda, Fernando Alonso. Ya en 1988, con solo siete años, logró su primer título en competición oficial, el Campeonato infantil de Asturias, y desde entonces siempre ha vivido pegado a un volante. Con 293 carreras a sus espaldas en la Fórmula 1 ha logrado 32 victorias, 22 poles, 97 podios, 23 vueltas rápidas, 2 títulos mundiales y 3 subcampeonatos. Además, ha participado en otras categorías de gran prestigio como las 500 Millas de Indianápolis y las 24 Horas de Daytona. Es por ello que el bicampeón asturiano ha decidido realizar un tutorial en el grupo sin ánimo de lucro ‘Safe is Fast’ con el objetivo de adoctrinar a las futuras promesas de este deporte y ayudarles a convertirse en los mejores pilotos del mundo. Estos son “los 7 mandamientos de Fernando Alonso”:

1. Ante todo, disfruta
“Un consejo que siempre le doy a los pilotos jóvenes es que se tienen que divertir. Veo a muchos niños en karting que disfrutan al pilotar, sin embargo, les emociona más a los padres que a ellos, y esto ocurre por la presión que tienen. Además, dependen de lo mucho que le guste al padre cada carrera. Es la presión que le ponen al niño, y al final este no se divierte porque ve que su padre no está contento. Lo primero de todo es que este es un deporte en el que te puedes divertir. Si eres competitivo, llegarán los resultados, pero siempre porque tienes talento y porque es tu momento, no porque presiones un 5% más al niño, que únicamente está ahí para disfrutar”.

2. El karting debe ser tu primera opción
“Pienso que el karting es el deporte que tiene un poco la esencia de todas las categorías, pues cuenta con la competición pura que existe cuando conduces los coches, sobre todo cuando tienes poco agarre o en mojado, y también te ayuda a desarrollar tus habilidades mucho más rápido. La igualdad que había en las carreras de karting cuando yo participaba me sirvió de gran ayuda cuando llegué a los monoplazas, ya que en karting tienes mucho contacto y muchas maniobras de adelantamiento, de modo que ese tipo de estrategias y movimientos de defensa fueron muy útiles para mí en monoplazas y a lo largo de toda mi carrera”.

3. Dominio en las curvas de alta velocidad
“Las curvas de alta velocidad son adrenalina pura para un piloto. No es que las de baja velocidad no nos gusten, pero son lo más fácil, frenas lo más tarde posible cuando giras y aceleras lo antes posible. Las curvas de alta velocidad te piden habilidades: necesitas confiar en el coche, en tu máquina, precisa de un gran compromiso con la curva; no tienes que tener miedo. Personalmente, suelo conducir con una visera oscura, porque si ves menos, eres más rápido”.

4. Estudiar los adelantamientos
“Depende de a qué piloto vayas a adelantar y de la trazada que utilice, pero siempre es una buena estrategia esperar dos o tres vueltas detrás de su coche y estudiar sus diferentes trazadas, aunque también tienes que considerar el agarre que tienes por el exterior, porque hay cosas que pueden afectar a tu maniobra. A veces intentas confundir al piloto que está delante siguiendo su estela, yendo por el exterior, por el interior y, luego, de repente, cambias al otro lado y continúas por esa trazada. A veces tienes que tener suerte, ya que si el piloto que tienes delante no entiende la maniobra podéis llegar a tocaros y abandonar ambos la carrera”.

5. Mantener la calma para realizar una buena salida
“En las salidas necesitas estar, ante todo, tranquilo, pues hay que llevar a cabo un movimiento muy preciso. Los neumáticos tienen que estar en temperatura; antes de detener el coche debes haber calentado las ruedas, y en ese momento necesitas estar exactamente en un punto concreto, siendo muy preciso en todos los movimientos que haces. Si estás tranquilo, quizás llegues a esas posiciones perfectas. Sin embargo, si estás demasiado emocionado, tienes mucha presión encima o te afectan factores externos a la hora de la verdad, normalmente no eres al 100% preciso y la salida es un poco peor. Si he sido bueno en las salidas a lo largo de mi carrera es porque he intentado estar lo más tranquilo posible en ese momento”.

6. Practicar en el simulador
“Usamos la simulación y los simuladores para practicar, mientras que los ingenieros también los usan para desarrollar el coche, pero desde el punto de vista del piloto, a la hora de practicar las salidas y memorizar movimientos, automatizar todo lo que usarás en el coche es parte de nuestro entrenamiento; si lo usas mucho, siempre serás mejor”.

7. Saber trabajar mano a mano con los ingenieros
“En la era de ingeniería en la que vivimos ahora, en la que todo pasa por la simulación y los ordenadores, todo es bueno; todo ayuda al rendimiento y a mejorar estas máquinas, pero al final tienes que confiar en el hombre que está al volante. La opinión de la persona que está dentro del cockpit debe primar sobre la opinión de un aparato tecnológico”.

 

Fuente: F1aldía

Lea también: