Sergio Marchionne 2014

Sergio Marchionne ha sido claro y elocuente con sus más recientes declaraciones en las que afirma que Ferrari tiene que arrasar y tiene que hacerlo pronto. De hecho, sus palabras son algo más claras, hablando sobre el concepto de “patear traseros” en una expresión que funciona mucho mejor en lengua inglesa.

Marchionne explica que Ferrari necesita ponerse a trabajar muy duro si quiere volver a estar en una posición envidiable o por lo menos lo suficientemente buena como para imponerse en el campeonato del mundo de Fórmula 1. Tras la marcha oficial de Luca di Montezemolo (que ayer soltó unas jugosas declaraciones), estas palabras llegan ya como presidente en funciones de Ferrari.

Para el nuevo hombre que deberá asegurar el futuro de la Scuderia, no hay otra opción que tomar riesgos. Incluso si estos riesgos pueden producir resultados erróneos. No ve razonable que Ferrari se aposente en su posición actual y trabaje de forma conservadora. Para ganar, hay que buscar la victoria y no se puede hacer sin innovar y sin tomar riesgos.

Para ganar, hay que tener lo que hay que tener. Puede que la fastidiemos pero no tenemos nada que perder, ¿no? Tomemos riesgos. El automovilismo no es una ciencia y hay muchos factores que afectan al resultado. Pero luego voy a Monza y veo que los seis primeros ocches no son Ferrari ni llevan uno de nuestros motores y se me dispara la presión sanguínea.

El nuevo presidente de Ferrari admite que a la marca se le han acabado las excusas y aunque tiene previstos cambios importantes en el departamento de calle, no tiene ningún problema en reconocer que la prioridad es hacer que Ferrari vuelva a ser un equipo de éxito en la Fórmula 1, como lo fue hace apenas una década.

Asegura que ese es su principal objetivo. Un objetivo que cumplirá dos funciones. Ante todo, dar éxito a la marca pero también ayudar en el departamento de imagen y publicidad, que siempre tendrá mejores argumentos con un equipo ganador que con un equipo que a pesar de contar con dos campeones del mundo no es capaz de ganar una sola carrera.

Vía | Autosport.com

Lea también: