Sergio Checo Perez El equipo McLaren ha admitido recientemente que no saben realmente lo bueno que puede llegar a ser Sergio Pérez, el fichaje que el equipo de Woking ha realizado para la siguiente temporada. Y es que, desde que se confirmara que el mexicano sustituirá a Lewis Hamilton en McLaren, Pérez no ha logrado ni un solo punto. Puede ser casualidad o mala fortuna, pero lo cierto es que antes de que se realizara la confirmación de su fichaje, Pérez había logrado tres podios en esta temporada. Cuando en Abu Dabi se le preguntó a Martin Whitmarsh, jefe de McLaren, sobre el potencial de su futura estrella, respondió: “Creo que tiene mucho talento pero, si soy sincero, no lo sé. No le habríamos fichado si no hubiéramos estado seguros de que puede estar en otro nivel, pero no lo sabemos”.

Sin embargo, correr para el equipo McLaren, el segundo equipo en la historia de la F1 con más victorias y cuyos pilotos siempre esperan estar luchando por el Mundial, supone una mayor presión que hacerlo para Sauber, que de momento corre en la zona media de la parrilla. En 2013, el compañero de Pérez será Jenson Button, Campeón en 2009, que ha ganado dos Grandes Premios este año y se ha convertido en parte integral del equipo. “Ha habido pilotos que han tenido mucho talento y algunos han sabido lidiar con esa presión y hacerlo bien y, otros, que no. Creo que sería tonto de mi parte no admitir que no hay algo de riesgo al fichar a un piloto tan joven. Pero no lo habríamos hecho si no hubiéramos visto alguna posibilidad. El tiempo dirá”, apuntaba Whitmarsh.

Cuando McLaren anunció el fichaje de Pérez, Whitmarsh dejó claro que esperaba que el mexicano estuviera en la lucha por la victoria en el próximo Gran Premio de Australia, que marcará el inicio de la nueva temporada. Por otro lado, el jefe del equipo Ferrari, Luca di Montezemolo, ya dejó claro que veía al mexicano demasiado inexperto todavía cuando se le señaló como posible candidato para sustituir a Felipe Massa en la Scuderia el año próximo. Pérez, que terminó decimoquinto en la carrera de Abu Dabi después de recibir un ‘Stop and Go’ de la FIA por causar una colisión, ha negado que su rendimiento haya bajado desde que se anunciara su contrato con McLaren: “Es solo una coincidencia. Estoy muy concentrado y es normal que la gente empiece a hablar y a decir que no lo estoy haciendo muy bien por culpa del contrato con McLaren o cualquier cosa, pero no es verdad”.

Lea también: