buemi hit a marchallUna imprudencia de un aficionado pudo acabar en tragedia durante una exhibición (Red Bull Road Show) de la escudería Red Bull de Fórmula 1 en la localidad japonesa de Chiba.

Con objeto de recaudar fondos para las víctimas del terremoto y posterior tsunami en Japón, el suizo Sebastien Buemi, piloto de Toro Rosso, se subió al Red Bull para realizar una exhibición al volante del monoplaza, según reseña el diario español ABC. Tras realizar varios “donuts”, Sebastian encaró la recta del circuito creado para la ocasión justo en el momento en el que un miembro de la organización saltaba a la pista sin mirar.

El imprudente comisario fue arrollado por el monoplaza, que por fortuna circulaba a poca velocidad, por lo que no causó daños de consideración al atropellado.

Lea también: