Kimi Raikkonen

La gente asidua a las carreras, tanto profesionales como más amateur, saben que la zona de boxes es una auténtica locura, sobre todo durante las fases de entrenamientos en la cual los pilotos están continuamente entrando y saliendo. Y si hablamos del Gran Premio de Mónaco, con un pit lane mucho más angosto y caótico, peor. Y si no que se lo digan a Kimi Räikkönen.

El piloto de Ferrari andaba a su bola cruzando desde el muro a la zona de los boxes cuando no se percató de que el Red Bull de Sebastian Vettel estaba a punto de abandonar la zona de cambio de ruedas con el fin de dejar goma en el asfalto de cara a la carrera. Para evitar que se lo llevase por delante, salió a su rescate precisamente uno de los mecánicos de Red Bull, Nigel Hope. Su intervención evito que Sebastian Vettel le hiciese un afeitado en seco. La toalla al cuello, ya la llevaba preparada para ello.

Gracias Ramón!!

Vídeo | Youtube
En Motorpasión F1 | Gran Premio Mónaco

Lea también: