Sauber ha admitido estar pasando por un “momento muy difícil” en su intento de mantener al día los costos involucrados en el funcionamiento de un equipo moderno de Fórmula 1. Sauber fue uno de los dos equipos – junto con Force India – que presentó una queja a la Unión Europea el año pasado por el “injusto” e “ilegal” sistema de gobierno y de ingresos de este deporte.

En 2016, Sauber ha tenido problemas para mantenerse al día con los pagos al personal. Incluso la jefe del equipo Monisha Kaltenborn ha tenido que ausentarse de algunas carreras en un intento de asegurar el futuro a largo plazo del equipo.

Beat Zehnder, director del equipo Sauber, reconoce que la situación es difícil.

“Hemos estado en situaciones más cómodas”, dijo Zehnder. “Tenemos dificultades financieras, no es un secreto, pero lo bueno es que todavía estamos aquí.

“Estamos trabajando muy duro para resolver todos los problemas, pero no es fácil.

“El presupuesto anual de este año es enorme y cubrirlo con el dinero de los patrocinadores y los ingresos procedentes de Bernie [Ecclestone] simplemente no es suficiente por el momento.”

Para la campaña de 2017, la Fórmula 1 se prepara para introducir cambios en la normativa, centrados en la carrocería, que Zehnder dice se suma al reto de competir.

“El impacto financiero es enorme y para un pequeño equipo como Sauber es muy difícil”, dijo.

“No sólo son los coches y no ser capaces de preparar piezas y componentes de un año a otro, también es la lista de las inversiones que hay que hacer …. empezando por las mantas de calentamiento de los neumáticos y … y … y …

“Estamos hablando de millones y millones, así que para un equipo pequeño es realmente un momento difícil.”

Sauber anunció a principios de esta semana que se perderá los primeros test de la temporada, que comenzarán tras el Gran Premio de España, ya que no tendrán actualizaciones para probar ni jóvenes pilotos disponibles.

Felipe Nasr y Marcus Ericsson todavía no han logrado sumar ningún punto esta temporada.

Lea también: