Ross Brawn and nikkiA principio de temporada colocamos una noticia “El gran reto de Ross Brawn“, luego de 9 meses el reto fue ampliamente superado y ha dados grandes satisfacciones tanto para él como para el equipo especialmente a Jenson Button

Si tuvieramos el premio honorifico al Mejor Director en RetoF1 Fantasy Game se lo daríamos definitivamente y sin ninguna duda a Ross Brawn

El brillante ingeniero británico ha hablado con Autosport pocas horas después de coronarse como campeón del mundo con su tercer equipo distinto, tras haberlo hecho en el pasado por dos veces con Benetton y otras cinco con Ferrari.

“Estoy eufórico pero incrédulo. Hay momentos en los que me doy cuenta de lo que el equipo ha logrado. Es muy especial. La supervivencia del equipo era el principal objetivo,” explica Brawn. “Llegar a la primera carrera e intentar poner las cosas en su sitio. Ver si podíamos empezar a encontrar la financiación para el futuro, porque la financiación existía, pero sólo para un año”.

Y es que como reconoce Brawn, el equipo durante el invierno jamás pensó más allá de conseguir mantenerse en parrilla. “No teníamos una idea real de cómo íbamos a terminar la temporada, ni siquiera la primera carrera. Sabíamos que teníamos un coche que realmente había dado un paso adelante desde donde estábamos antes”.

“Lo que nos dio un cierto estímulo fue cuando empezaron las pruebas con el nuevo coche. No vimos nada que rindiera como debiera según las nuevas reglamentaciones. Eso parecía arrogante, pero era nuestro análisis y es lo que nos hizo pensar que teníamos un buen coche”.

Las comparacines con sus triunfos anteriores al lado de Michael Schumacher son inevitables, aunque para Brawn, hay pocos puntos en común. “Son sentimientos diferentes. Se dejan atrás los campeonatos muy rápidamente. Se olvidan. Siempre lo digo, pero las circunstancias son tan diferentes. El hecho de que hace nueve meses el equipo no existía…”

El Equipo Brawn GP

El Equipo Brawn GP

“Hicimos un equipo de personas que trabajó a lo largo del invierno sin saber si tenían futuro,” recuerda Ross. “Pero aún así trabajaron sesenta o setenta horas a la semana, o lo que fuera necesario. Así que las circunstancias son muy diferentes. No hemos tenidos los recursos de Ferrari, así que hacerlo así es muy especial”.

Pero el británico no se ha olvidado de los no estan en BrawnGp y hoy les ha dedicado el título: “Ellos trabajaron sin descanso durante el invierno y luego tuvieron que dejar el equipo cuando se reestructuró. Quiero darles las gracias. Espero que disfruten de esto.”

En estos momentos de alegría compartida, Brawn ha querido tener un momento para acordarse de la excelente relación entre sus pilotos. “Han tenido un espíritu maravilloso, y creo que es casi excepcional en la Fórmula 1. Son genuinos, y lo digo porque no es superficial: se respetan el uno al otro. Han luchado en una batalla reñida y que siempre ha estado abierta”.

“Lo siento por Rubens, porque creo que tenía una oportunidad, pero el segundo juego de neumáticos no funcionó y tuvo un pinchazo,” explica el jefe de equipo británico, que ya compartió equipo con Rubens en Ferrari. “Creo que la maldición de Brasil le golpeó de nuevo”.

¿Y a partir de ahora que le espera a Ross Brawn? “Trabajaré ya en la temporada que viene el día siguiente a la carrera, aunque seguramente por la tarde, porque tendré resaca”. La primera incógnita será, sin duda, decidir si continúan con la misma pareja de pilotos. “Ahora podemos sentarnos y negociar. Nick Fry y yo nos sentaremos con los pilotos y lo resolveremos en las próximas semanas”.

Lea también: