sin_título-2.jpg

Mientras que Sebastian Vettel mostraba su conformidad con la que según él ha sido la mejor sesión del viernes de lo que llevan de temporada, Romain Grosjean y la escudería Lotus han firmado una jornada lleva de problemas en la que han sido superados claramente por los pilotos de Marussia. El galo, sabedor de que la temporada con el E22 ya está vista para sentencia se mostraba muy pesimista en sus declaraciones.

Tanto que ha admitido que mañana será difícil pasar a la Q2 debido a que el monoplaza de Lotus no se adapta nada bien a este tipo de circuitos. A pesar de ello, la escudería con sede en Enstone ha seguido probando nuevas piezas para el E22, entre las que se encuentra un nuevo alerón delantero y algunas partes que no se verán hasta la tercera sesión de entrenamientos libres. Promete ser un fin de semana muy duro para el equipo británico.

Tienen el motor Ferrari muy avanzado. Por nuestra parte, hemos tenido problemas que venían del motor. De todos modos, nuestro coche no es bueno en este tipo de circuitos. Será complicado llegar a la Q2. Estamos retrasados en nuestro programa de desarrollo. Los trabajos para mejorar la refrigeración del coche nos costó mucho tiempo y dinero. El rendimiento ha sufrido.

Vía | AUTOhebdo

Lea también: