romain_grosjean_lotus.jpg

Las cosas en Lotus no van bien. Los resultados no son nada buenos, tienen problemas mecánicos, económicos… y Romain Grosjean empieza a estar cansado. En 2013 completó su mejor temporada en la F1, superando a Kimi Räikkönen y subiendo al podio regularmente en la última parte del año, pero 2014 no está siendo nada bueno.

No se esperaba que la vida en Lotus fuese tan complicada en 2014, pero a decir verdad, está siendo un año catastrófico para el equipo de Enstone, muy parecido a lo que sucedió en Williams entre 2008 y 2010. No hay dinero para evoluciones y la poca potencia del motor Renault no ha ayudado en Monza.

Pastor Maldonado y Romain Grosjean lucharon durante casi toda la carrera en tierra de nadie. El primero acabó decimocuarto y el segundo decimosexto, con un pontón dañado por el golpe que le dio Esteban Gutiérrez y deseando que esta situación acabe cuanto antes.

El Gran Premio ha sido catastrófico. nada ha salido como debería. El motor se ha parado, el embrague no ha respondido, Luego durante la carrera, el coche ha ido a pedazos. Es muy duro. Tenemos que recuperarnos. El fin de la temporada va a ser difícil. Es agotador

Grosjean parece tener más ganas de salir de Lotus que de permanecer en la escudería. Hace unos días confesó que está esperando a que Alonso decida quedarse en Ferrari o no para decidir su futuro. Uno de los rumores que ha sonado con más fuerza es su posible marcha a McLaren con Eric Boullier.

Vía | F1i

Lea también: