Después de 8 años, Robert Kubica regresa a la parrilla como piloto titular del equipo Williams Martini Racing F1, con un proyecto muy atractivo para su futuro, y con el apoyo y el cariño de todos los aficionados. La historia de Robert servirá sin duda de ejemplo de superación para las generaciones más jóvenes, siendo un referente de superación y de ganas de luchar.

“Lo primero, me gustaría dar las gracias a todo el mundo que me ha ayudado en esta etapa difícil de mi vida en los últimos años. Ha sido todo un reto de viaje volver a la parrilla de Fórmula 1, pero lo que parecía casi imposible desde el principio, ahora comienza a ser posible y me emociona poder decir que estaré en la parrilla de F1 en 2019.

Ha sido un viaje largo para llegar hasta este punto, pero ahora ese reto se acaba con este anuncio y uno nuevo comienza al trabajar con Williams en pista. No será fácil, pero con trabajo duro y dedicación, tanto George como yo vamos a trabajar juntos para intentar ayudar al equipo a volver a estar en forma y escalar en la parrilla.

Este año ha sido duro, pero he aprendido mucho y me gustaría dar las gracias a Sir Frank y a Claire por esta oportunidad. Volver a la parrilla de F1 la próxima temporada será uno de los grandes logros de mi vida y estoy seguro de que con trabajo duro y compromiso, vamos a poder motivar al equipo para conseguir cosas grandes juntos. Gracias de nuevo a todo el mundo que me ha apoyado y que ha creído en mí. Volveré finalmente a estar al volante de un coche de F1 y tengo ganas de volver a competir”, comentaba el polaco

Lea también: