Daniel Ricciardo ha resultado vencedor de un apasionante y loco Gran Premio de Azerbaiyán en el que Valtteri Bottas y Lance Stroll han completado el podio. Una carrera repleta de Safety Cars, banderas rojas, adelantamiento y accidentes ha deleitado a millones de aficionados a lo largo y ancho del mundo.

Cuando se apagaron los semáforos, Bottas frenó antes de tiempo y tuvo un pequeño toque con Räikkönen en la aproximación a la curva 1. En la dos, volvieron a tocarse, lo que ocasionó un pinchazo de Bottas y la pérdida de posiciones de Räikkönen, mientras Carlos Sainz, tratando de evitar un impacto con su compañero, trompeó a la salida de la curva 1.

Hamilton, que conservó la primera posición en la salida, pudo imponer un ritmo ligeramente más rápido que el de Sebastian Vettel, que era segundo. Por detrás, una intensa batalla entre Pérez y Verstappen por la tercera posición animó la primera parte de la carrera.

Daniel Ricciardo, quien partía de una posición no muy ventajosa, realizó su primera parada en la vuelta 6 y pasó a utilizar el neumático blando. Mientras tanto, Fernando Alonso luchaba con los Sauber por la doceava posición.

Diez giros después del inicio de la carrera, el coche de Daniil Kvyat decía basta, lo que lo obligaba al piloto ruso a detenerlo en el segundo sector. Una vuelta después, comenzaban los problemas en la unidad de potencia de Max Verstappen, quien estaba realizando una espectacular carrera luchando por la tercera posición con Sergio Pérez.

Viendo la peligrosidad de la situación, la FIA decretó la salida del Safety Car, por lo que la mayoría de los pilotos aprovecharon para hacer su parada. La parada de Vettel no tuvo reanudación, ya que Red Bull retiró el coche del holandés. Lance Stroll, quien no paró en boxes, se aupó hasta la tercera posición, siendo la mejor posición que ha ocupado desde su llegada a la Fórmula 1.

En el último sector de la vuelta 16, el coche de seguridad apagaba sus luces, lo que anunciaba el reinicio de la carrera sin limitaciones de velocidad. Pérez fue muy agresivo para adelantar a Vettel, pero no lo consiguió. Antes de llegar a la zona del castillo, dirección de carrera anunciaba de nuevo la salida del Safety Car para retirar trozos de fibra de carbono del coche de Kimi Räikkönen que había perdido durante la anterior reanudación de la carrera.

Dos giros después, el Safety Car volvía a apagar sus luces para permitir a los coches correr todo lo posible. En este re-lanzamiento, Vettel chocó con Hamilton y Pérez con Ocon. Kimi Räikkönen pinchó y daño la parte trasera de su SF70-H, por lo que se vio obligado a abandonar. El destino de Checo no fue distinto al de Räikkönen.

Los Williams de Felipe Massa y Lance Stroll pasaron a ser tercero y cuarto, con Ricciardo en quinta posición. Alonso y Sainz pasaron a ser octavo y noveno y el Safety Car tuvo que volver a hacer acto de presencia para permitir a los comisarios de pista limpiar un trazado repleto de elementos aerodinámicos.

En el giro 22, la FIA tomó la determinación de sacar la bandera roja, por lo que todos los pilotos volvieron al pit lane. Ante la posibilidad de realizar modificaciones en el monoplaza, fueron muchos los equipos que cambiaron alerones, deflectores y, por supuesto, neumáticos.

Este parón dio la oportunidad a Force India y a Ferrari de volver a meter en carrera a Sergio Pérez y Räikkönen, quienes pasaron a ocupar la 15ª y 16ª posición.

Después de una larga espera de más de 20 minutos, la carrera se reanudó tras el Safety Car. Después de una vuelta, las luces del coche de seguridad volvían a apagarse. Hamilton consiguió mantener la primera posición por delante de Vettel, mientras que Ricciardo adelantó a los 2 Williams en una espectacular frenada de la curva 1. Los problemas técnicos de Massa y el error de conducción de Nico Hülkenberg hicieron que tuvieran que retirarse de la carrera.

El reposa-cabezas del coche de Hamilton comenzó a dar problemas al inglés en la vuelta 29. Tres giros después, su ingeniero de pista le llamó a parar para solucionar el problema, lo que provocó que perdiera 10 posiciones. La FIA comunicó a Ferrari una sanción 10 segundos “stop & go” para Vettel por la conducción anti deportiva contra Hamilton.

Estas dos paradas hicieron que Ricciardo pasara a liderar la carrera, con Stroll y Magnussen en segunda y tercera posición. Ocon, Alonso y Bottas eran en ese momento cuarto, quinto y sexto respectivamente. Tras el “stop & go”, Vettel salió por delante de Hamilton, por lo que la carrera aún tomaba un mayor grado de espectacularidad.

En la vuelta 38 Ricciardo tenía 22 segundos de ventaja respecto a Vettel y Hamilton, por lo que el australiano se postulaba como favorito para la victoria. Stroll ocupaba la segunda posición con más de 10 segundos de margen respecto a Bottas, que era tercero. Por detrás del finlandés, Ocon, Vettel y Hamilton luchaban como locos por llegar al podio.

A cinc0 vueltas del final, Vettel, Bottas y Hamilton se encontraban en menos de cinco segundos. Alonso, que era noveno, reportaba problemas de potencia que le imposibilitaban luchar con Sainz por la octava posición.

En la vuelta final justo a pocos metros de linea de sentencia, gracias a la larga recta del circuito de Baku, Bottas logró rebasar el Williams de Stroll, quien creo pudo defender un poco más, para obtener el segundo escalón del podio. Aun así celebración en grande para el novato canadiense quien se hizo con la tercera casilla del podio luego de un inicio de temporada bastante problemático.

 

 

Lea también: