La tercera edición consecutiva del Gran Premio de Fórmula Uno celebrado en México no pudo tener un mejor final pues vio coronarse por cuarta vez en su carrera al británico de Mercedes, Lewis Hamilton. Donde el piloto de Red Bull, Max Verstappen, ganó su tercera prueba con un tiempo de 1:36:26, seguido de Valtteri Bottas (Mercedes) y Kimi Raikkonen (Ferrari).

Pese a que finalizó en la novena posición y sólo conseguió dos puntos, esto fue suficiente para obtener el campeonato del 2017 y alcanzar a Sebastian Vettel y Alain Prost con cuatro trofeos, a falta de dos grandes premios por disputarse.

La carrera tuvo un momento de dramatismo en su inicio cuando Sebastian Vettel y Lewis Hamilton tuvieron un contacto que hizo que ambos pilotos perdieran posiciones, situación que aprovechó Verstappen para tomar el control de la carrera y no soltar la punta.  Tras el incidente propio de la carrera no se abrió investigación alguna. Tanto Hamilton como Vettel tuvieron que remontar posiciones y al final al terminaron noveno y cuarto, respectivamente, resultado que le alcanzó a Lewis para coronarse.

En apenas 10 vueltas, Verstappen aventajaba en 5 segundos a Valtteri Bottas. Al mismo tiempo, Sergio Pérez era 5º y se defendía de Kimi Räikkönen. Vettel y Hamilton remontaban desde las últimas posiciones, mientras que Alonso y Sainz ocupaban la 11ª y 18ª posición; el madrileño pinchó en la primera vuelta y se vio obligado a cambiar de neumáticos. Algunos problemas de propulsión en el coche de Ricciardo obligaron al australiano a abandonar por segundo gran premio consecutivo.

En las vueltas 19 y 20, Pérez y Hülkenberg iniciaban el baile en boxes. Ocon también hacía su parada un giro después.

Verstappen dobló a Hamilton  en 22. El británico estaba gravemente perjudicado por el ritmo de coches mucho más lentos que el suyo, pero con una potable velocidad punta. Hülkenberg, quien llegó a ser 4º, se vio obligado a abandonar la carrera en la vuelta 26. Su coche quedó detenido en la recta de meta, lo que hizo ondear la bandera amarilla en ese tramo del circuito.

Mientras que Vettel luchaba con Alonso por la 9ª posición, Hamilton hacía lo propio con Sainz y conseguía adelantar al madrileño en la 28ª vuelta. El británico daba cuenta de Wehrlein 2 vueltas después y alcanzaba así la 16ª posición.

Brendon Hartley abandonaba la carrera por rotura de motor unos giros antes del ecuador de la carrera. Aparecía así el Virtual Safety Car y la mayor parte de la parrilla aprovechaba para realizar su parada. Tras este periodo, Stroll permanecía en 5ª posición, seguido de cerca por Sergio Pérez. Alonso era 9º y Hamilton 14º. Verstappen ampliaba todavía más su ventaja respecto a Bottas y Räikkönen.

Vettel siguió su remontada con los adelantamientos a Magnussen, Pérez y Stroll y alcanzó la 5ª posición. En ese momento, Ferrari barajaba la posibilidad de realizar una estrategia de equipo para que Vettel llegara al podio. Por detrás, Hamilton seguía a Massa para alcanzar la zona de puntos.

Al mismo tiempo que Alonso luchaba con Magnussen por ser 8º, Vettel alcanzaba a Ocon y sin mucha oposición, se colocaba en 4ª posición a 24 segundos de Räikkönen. Por su parte, Hamilton se acercaba a Magnussen y Alonso, quienes ocupaban la 8ª y 9ª posición.

A 9 vueltas del final, Carlos Sainz abandonaba el Gran Premio de México después de haber tenido una odiosa carrera luchando en posiciones muy retrasadas. Hamilton logró adelantar a Alonso a 2 vueltas del final tras una maravillosa lucha, de las mejores de la temporada.

Finalmente, Verstappen lograba una imperial y merecida victoria en tierras mexicanas.

 

Lea también: