Lewis Hamilton ha conseguido una dominante victoria en el Gran Premio de Italia 2017. Desde la pole, el piloto inglés de Mercedes no ha perdido fuelle en ningún momento y ha liderado una sólida carrera hasta sumar una nueva victoria y conseguir, así, ponerse al frente del Mundial con tres puntos de ventaja sobre su inmediato rival. Valtteri Bottas ha mantenido la segunda plaza, mientras que Sebastian Vettel ha podido sumar otro podio después de recuperar puestos desde la salida y con la estrategia en boxes.

Apagados los semáforos, Hamilton mantuvo la pole y no tardó en empezar a poner algo de distancia sobre sus rivales. Por detrás, Lance Stroll y Esteban Ocon lograban aferrarse a sus posiciones de salida durante unos metros. Sin embargo, el de Force India no dudó en meter el coche y superar al de Williams para ponerse segundo. Sin embargo, la felicidad no duró demasiado, ya que Valtteri Bottas conseguía adelantar a ambos jóvenes a los mandos de su potente Mercedes para ponerse a la estela, aunque lejos, de su compañero de equipo.

A pesar de que la salida fue limpia, el drama pronto apareció en forma de pinchazo. El protagonista era Max Verstappen, cuyo neumático delantero derecho quedaba destrozado tras un toque con otro monoplaza. Como consecuencia, el holandés, que ya perdió puestos en parrilla por una sanción, se vio obligado a parar en boxes pronto, lo que le relegó a la última plaza en carrera. Desde ese momento, el de Red Bull empezó su remontada particular.

Pero si hablamos de remontadas sin duda hay que nombrar la protagonizada por Daniel Ricciardo. El australiano arrancó desde la decimosexta plaza y, desde el primer momento, su Red Bull mostró ritmo y el piloto no cesó en su determinación por sumar puntos. Así, Ricciardo retrasó el momento de su primera parada más que sus rivales. Cuando se encontraba en tercera posición, el piloto entró en boxes para colocar el superblando y sumar un último ‘stint’ a toda velocidad, firmando la vuelta rápida y, al final, la cuarta posición.

Otro de los momentos destacados del Gran Premio ha sido la batalla que se ha fraguado entre los chicos de Force India y los de Williams. Los cuatro monoplazas han rendido de forma muy similar y han estado en posiciones similares durante el transcurso de la carrera. Con estrategias en boxes iguales, Force India ha podido ganar este duelo al mantener a Esteban Ocon en sexta plaza, por delante de Lance Stroll y de Felipe Massa. Justo los dos Williams estuvieron a punto de tocarse en la última vuelta mientras luchaban por posición, algo que acercó a Sergio Pérez quien, finalmente acabó noveno.

Y, sin duda, hay cosas que no cambian. McLaren-Honda ha terminado la carrera en suelo italiano con ambos monoplazas fuera de carrera. Aunque Stoffel Vandoorne ha rodado con buen ritmo y en posiciones de puntos durante casi todo el evento, el belga abandonaba de forma frustrante. Lo mismo sucedía con Fernando Alonso: el español mostró su enfado y frustración por la poca potencia de las baterías y el sistema de energía, al igual que por la sanción adjudicada a Jolyon Palmer (cinco segundos) cuando el inglés se saltó la chicane sin devolver posición. Al final, el español abandonó a falta de dos vueltas.

Después de 53 vueltas en un circuito en el que las rectas destacan la potencia de los motores ha quedado claro que Mercedes sigue siendo el gran campeador. Hamilton cierra el fin de semana con récord de poles y una nueva victoria, además de con liderato temporal en el Mundial. Ferrari, por su lado, ha dejado algo que desear en casa, en un circuito que no ha rendido del todo acorde a las características de su motor.

 

 

Lea también: