Nelson Piquet JREl equipo Renault de Fórmula uno ha aceptado pagar una “sustanciosa indemnización” a su ex piloto Nelson Piquet Jr. y al padre de éste, Nelson Piquet, además de las costas judiciales a consecuencia de la demanda por libelo presentada por éstos contra la escudería por los incidentes del GP de Singapur en 2008.

Piquet Jr. recibió en aquella ocasión instrucciones del equipo para que sufriera un accidente deliberado a fin de que su compañero, el español Fernando Alonso, consiguiera la victoria, como así sucedió.

Como consecuencia de aquél caso, el director de Renault, el italiano Flavio Briatore, fue expulsado de la Fórmula uno.

El equipo Renault emitió entonces un comunicado en el que acusaba a padre e hijo de mentir acerca de las circunstancias que concurrieron en el caso y de haber intentado chantajear a los responsables de la escudería. Los Piquet, indignados, recurrieron a los tribunales.

Renault admite ahora que aquellos comentarios fueron incorrectos y aceptó correr con los gastos judiciales así como indemnizar a los demandantes, después de comprometerse a no repetir jamás comentarios semejantes.

El abogado de Piquet, Dominic Crossley, anunció hoy que Renault “ha pedido disculpas ante el tribunal por difamar a sus dos clientes”, pero no se da por satisfecho.

“Esto marca el comienzo, más que el final, del largo camino que ambos han emprendido para corregir muchas de las irregularidades que tuvieron lugar en aquél +crashgate+ escandaloso. Los dos fueron ofendidos por Renault F1 cuando amenazaron con revelar el escándalo a los organismos responsables, y Nelsinho fue terriblemente tratado en su corto paso por la Fórmula uno”, afirmó el abogado.

La escudería ha presentado ahora públicamente disculpas. “El 11 de septiembre del 2009, Renault F1 publicó un comunicado, repetido en nuestra página web, en el que sugerimos que Nelson Piket Jr y su padre habían mentido al hacer acusaciones falsas de que miembros del equipo y Nelson Piquet Jr. prepararon un accidente deliberado en el Gp de Singapur 2008″, reconoce la escudería francesa.

“También sugerimos”, añaden, “que estas mentiras fueron inventadas para chantajear al equipo a fin de que Piquet Jr. siguiera pilotando el resto de la temporada 2009″.

Renault “acepta, como lo hizo ante el Consejo Mundial de la FIA y fue confirmado por éste el 21 de septiembre del 2009, que las alegaciones hechas por Nelson Piquet Jr no eran falsas, y que no las inventaron para chantajear al equipo”.

La escudería termina pidiendo disculpas a los Nelson Piquet “por el dolor y la vergüenza” que les ha causado. “Como prueba de la sinceridad de nuestro arrepentimiento, hemos acordado pagarles una cantidad sustancial como indemnización por libelo y nos hemos comprometido a no repetir jamás esas acusaciones”.

Lea también: