Ferrari y Red Bull han tenido que cambiar de nuevo sus planes, y estarán los cuatro días de test programados de jueves a domingo en Barcelona.

Los dos equipos habían planeado retrasar el inicio de la prueba un día para ganar una jornada privada el lunes en la pista, pero han sido informados por la FIA, de que esto no es posible.

Según el Artículo 22.4 del Reglamento Deportivo, está prohibido entrenar en la semana previa a la del inicio del Mundial, de forma que tendrán que rodar del 1 al 4 de marzo como el resto de la parrilla.

Ferrari ya ha confirmado que correrán de jueves a domingo, y se espera que Red Bull haga lo mismo.

Lea también: