Red Bull se presentó el sábado con un coche completamente modificado. En realidad, se había anunciado por muchas vías el día anterior, pero en este circo hasta que no se ve en pista definitivamente, se tiende a no hacer caso de rumores. El caso es que esta vez estaban en lo cierto. La zaga del coche había sido remozada de arriba abajo. Tanto, que se asegura que se trata de un nuevo chasis homologado para meter tanto cambio.

Red Bull parece haber optado por un camino completamente distinto al de sus rivales. Comenzar a rodar con un coche en el primer test de Jerez para probar muchos elementos, mientras se terminaba en la factoría de Milton Keynes el definitivo, el que debe disputar las primeras carreras del Mundial a partir del 18 de marzo.

En lugar de ir acoplando al coche inicial cada pieza probada, han decidido hacer un nuevo chasis optimizado con todas las novedades. Así, los escapes aparecen ahora muy lejos de los triángulos de la suspensión trasera, casi en mitad de los pontones.
Es un concepto muy parecido al que tienen Sauber o Mercedes, con lo cual tampoco tiene mucho de novedoso. Parece que abandonan definitivamente el aprovechar todo el soplado posible sobre el difusor, viendo que la FIA se ha puesto intransigente en cuanto a lo que se permitirá en Australia.

Donde llega la polémica es en un túnel inferior, donde pretenden hacer pasar el aire a través de la propia carrocería del coche, para que salga en la parte deseada. Tratan de ganar parte de ese apoyo aerodinámico que proporcionaba el sistema del escape soplado y que trae de cabeza a todos los equipos. El delegado técnico de la FIA, Charlie Whiting, ya ha aclarado que esto no puede hacerse, por lo que está por verse si se les permitirá usarlo en Melbourne.

Red Bull llegó también con un alerón delantero nuevo, para redirigir todo el flujo aerodinámico en concordancia con la zaga rediseñada. Y los tiempos no fueron malos. En tres tandas se plantó Webber en 1:23 y en cuatro en 1:22. Por la tarde realizó una tanda larga de unas 12 vueltas con buen ritmo, 1:29 y 1.30 con el coche supuestamente a tope. Aunque se le advierte el problema que al resto: las gomas se van en un suspiro.

Pese a las clasificaciones que se hacen en algunas revistas, no hay tanta diferencia entre los tres equipos grandes. “Me dice gente de equipos que han estado en todos los test que hay una igualdad impresionante entre Ferrari, Red Bull, McLaren y Mercedes. Y que quizá Lotus puede llegar ahí”, contaba Pedro de la Rosa. No hay motivos para la alegría o para el pánico de momento.

 

Lea también: