Incendio en MonacoUn inesperado incendio el pasado martes en el Principado de Mónaco propició una espesa nube negra que se podía divisar desde cualquier punto del distrito Monegasco. Un camión con productos inflamables deflagró violentamente en la primera curva del circuito de Montecarlo, en cuestión de segundos la carga del vehículo se incendió por completo hasta que finalmente los bomberos pudieron sofocar las llamas minutos más tarde. Después de este inoportuno acontecimiento, las autoridades comprobaron que el asfalto de la mitica curva “Saint Devote” había sufrido importantes desperfectos. Concretamente en la frenada y muy cerca del primer vértice.

Desde el primer momento se estableció un programa de reparación de emergencia y expertos en la materia asfaltaron la zona afectada a lo largo de la noche del mismo día. Esta cuidadosa tarea finalizó satisfactoriamente 36 horas antes de la primera sesión de libres, que como ustedes ya saben se celebrará en la mañana del jueves como todos los años. El gran dilema que circula por el paddock durante las últimas horas es que el nuevo asfalto podría no secarse a tiempo, una cuestión que podría ocasionar graves dificultades a lo largo del fin de semana del Gran Premio.

¿Por qué es peligroso? El reasfaltado aplicado necesita un tiempo determinado y unas circunstancias climatológicas favorables para que el alquitrán y sus aditivos se asienten perfectamente. En el caso de que los Fórmula 1 saliesen a la pista con un asfalto aun todavía “crudo”, este podría ondularse con mucha facilidad, agrietarse y descascarillarse a gran velocidad con el paso de los monoplazas. Si en otras circunstancias el asfalto hubiese estado dañado en una zona recta no tendría tanta importancia, pero en este caso hablamos de unas de las frenadas más fuertes de todo el trazado. La fricción que producen los neumáticos sobre el asfalto cuando estos frenan bruscamente es equivalente a varias toneladas de peso, por este motivo es esencial que la nueva textura este completamente asentada.

Otro riesgo es el aceite o la “sudoración” de los químicos que salen a la superficie y pueden provocar que neumático patine o que acarré una frenada descompensada. El muro de la Santa Devota podríamos decir que tiene gran semejanza al muro de los campeones (Quebec Wall) en Montreal. Una fuerte frenada que acompaña un paso por curva ciego y espectacular, en este muro han colisionado muchos pilotos a lo largo de la historia. Por lo tanto, con este acontecimiento es el último aliciente que le faltaba a esta curva.

Numerosos pilotos han ofrecido su punto de vista en Autosport y han admitido estar un poco preocupados, ya que estas circunstancias producen una pequeña desconfianza a los pilotos.

Paul di Resta: La pista fue reasfaltada hace cuatrosemanas y se había asentado perfectamente. Mi preocupación es que el incendio se ha producido justo en la entrada y en el vértice de la curva. He podido ver el parche y creo que han hecho un trabajo increíble, esto demuestra lo eficiente que son aquí. La diferencia con la pasada noche es increíble.

Nico Rosberg: Este nuevo asfalto podría ser más resbaladizo porque está más fresco que el resto. Podría ser algo más que un problema.

Heikki Kovalainen: Es en una zona donde potencialmente la superficie sufre un poco de estrés debido a la adherencia del neumático en la frenada, podría ser un problema. Tendremos que vigilarlo, si se empieza a romper podría convertirse en un gran problema, así que vamos a comprobar el gran trabajo que han hecho.

f1actual

Lea también: