Gossage

Este fin de semana, el Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1 se disputará en el circuito de Las Américas en Austin, Texas, pero también se correrá la Texas 500 de la Nascar Sprint Cup Series, en el Texas Motor Speedway, ambos eventos en el mismo estado norteamericano y a tan solo tres horas de distancia. La decisión de disputar la Fórmula 1 el mismo fin de semana en que se correrá la Nascar es visto como una arrogancia de Bernie Ecclestone, quien seguramente no cree en la posibilidad de que una carrera de coches de serie pueda eclipsar al evento que organiza.

Eddie Gossage, promotor de la Nascar, declaró al periódico Star Telegram que se ha debido evitar la confrontación porque la fecha está en el calendario Nascar desde el 2005, pero supone que lo planificaron con toda la intención para medir fuerzas, en cuanto a popularidad. Opina que, por lógica, esta situación obligará al público a dividirse y no es justo ni para los fanáticos ni para los organizadores.

Es un disparo que están haciendo los de la Fórmula 1 a la Nascar. No puedo decir que me sorprende porque Bernie Ecclestone hace un montón de tonterías. Lo que por desgracia no reconoce es que hay un gorila de 800 libras suelto cuando se trata de los principales deportes de motor americanos y ese gorila es la Nascar. Cada vez que se corta algo en dos piezas, ya sea de 50-50, 60-40 o 99-1, no importa quién tiene la 99 y que tiene el 1, lo que importa es que ya es menos del 100 por ciento. Es que no es inteligente. Hay 52 semanas en el año, pero esa fecha era el único fin de semana que la Fórmula 1 podría hacer que funcione en Texas.

Vía | espnf1

Lea también: