Austria se caracteriza por tener los mismos neumáticos que se utilizaron en Francia, aunque sean circuitos muy diferentes, ambos tienen características en común. Esto también le da al Red Bull Ring un aspecto de la vieja escuela que todos los pilotos aprecian. El circuito se caracteriza por una mezcla de aceleración y frenada en vez de exigencia lateral, en Austria siempre puede haber sorpresas porque la vuelta es muy corta y tratar con el tráfico también puede ser un factor importante. Una de las peculiaridades de Austria es que la mayoría de curvas son a derechas, pero las dos más exigentes son a izquierdas. Esto significa que los neumáticos estarán prácticamente ‘fríos’ ya que no están sometidos a una presión tan alta durante la vuelta

El Red Bull Ring tiene una longitud de 4.326 metros en los que los pilotos se encontrarán con 10 curvas. La carrera se realizará a 71 y, en condiciones normales, ésta podría ser la más rápida de la temporada. En el antiguamente llamado Osterreichring cerca del 50% de las veces que un piloto sale desde la pole, gana la carrera.

El piloto con más victorias en Austria es Alain Prost, aunque el que más victorias tiene en el Red Bull Ring es Hakkinen, empatado con Rosberg y Schumacher. McLaren es el equipo más laureado en este país del centro de Europa con 6 victorias, seguidos de Ferrari y Lotus con 5 y 4, respectivamente. El récord de pole position es propiedad de Lewis Hamilton, con un tiempo de 1:07.922, mientras que la vuelta rápida en carrera la tiene Michael Schumacher (1:08.337).

La unidad de potencia, la aerodinámica y la efectividad en la tracción son los tres factores más importantes para ser rápido en Spielberg. Las curvas 2 y 3 son de baja velocidad, mientras que el resto de virajes son de media o alta velocidad. El consumo es medio, adelantar es relativamente sencillo y la probabilidad de salida del Safety Car es baja.

 

Lea también: