Pastor MaldonadoA pesar de su glorioso historial en el trazado de Mónaco, que incluye cinco podios en cinco años con tres triunfos y dos segundos, el piloto venezolano Pastor Maldonado está conciente que enfrentará adversidades, entre ellas la incógnita del rendimiento de su monoplaza FW33 ante el nuevo componente de neumáticos y el poco tiempo para hacer mejoras luego del Premio de Barcelona, donde arribó en la casilla 15º.

El maracayero Maldonado apuesta por tener nuevamente una buena clasificación, pero su preocupación se inclina al rendimiento en carrera ante el circuito citadino europeo, donde es virtualmente imposible adelantar por sus estrechas calles.

El famoso circuito de Mónaco será la sede de la VI Válida de la Fórmula 1 de la temporada 2011.

“Mónaco tiene un ambiente mágico y definitivamente es mi trazado favorito. Correr con un Fórmula 1 allí hace realidad uno de mis sueños. Su entorno glamoroso se combina con su extrema dificultad, que no perdona el más mínimo error y por ello debes tener el máximo de concentración para dibujar la pista con tu coche y pasar a milímetros de las defensas. Tiene sectores de buena velocidad pero a la vez las curvas más lentas de toda la temporada y la palabra adelantamiento es casi sinónimo de imposible”, indicó Maldonado.

El volante defensor de la escuadra Williams, ha grabado su nombre en los momentos históricos del circuito monegasco militando en las categorías antesalas de la Fórmula 1. Luego de un polémico accidente en 2005, el aragüeño regresó por la puerta grande en 2006 para anotarse el triunfo en la World Series y repetir la hazaña en 2007 cuando debutó en la GP2. Fue segundo en 2008, victorioso al año siguiente y segundo en 2010, cifras que le otorgan a las vitrinas de Maldonado cinco podios en cinco años de competencia en este trazado.

“Este fin de semana será una verdadera incógnita, ya que nunca hemos probado el rendimiento del coche con el componente super blando de neumáticos Pirelli que emplearemos. Habrá que ver su nivel de desgaste y cómo se comporta ante el gran calor de la pista, ya que Mónaco se convierte en un horno por sus zonas cerradas que en lugar de disipar el calor hacia el ambiente, lo devuelve hacia los coches” acotó el piloto.

Detalles sobre los 3.340 metros del trazado más famoso del mundo. “Sus características únicas hacen que los parámetros tradicionales de la puesta a punto de un auto queden a un lado y ello tiende a inclinar más la responsabilidad hacia el piloto. En Mónaco, a veces la lógica queda de un lado. Todos vamos a apuntar hacia un buen lugar en la clasificación para quedar lo más adelante posible, allí creo que tenemos buenos elementos” aseveró el criollo.

Otra de las incógnitas sin despejar hasta los momentos es si la FIA permitirá para esta cita monegasca, el uso del alerón trasero movible y cuál zona del circuito será habilitada para ello.

“Sería de gran satisfacción poder lograr mis primeros puntos en el principado, pero reitero que no será sencillo. Sin embargo, Mónaco es Mónaco y cualquier cosa puede pasar” sentenció Pastor, quien ha logrado concluir la carrera en sus tres últimas presentaciones, mejorando a la vez su figuración: 18º en China, 17º en Turquía y 15º en Barcelona, donde se metió entre los diez mejores en la tanda de clasificación.

Lea también: