Pastor Maldonado

Pastor MaldonadoEl piloto venezolano de Fórmula Uno, Pastor Maldonado, en su segundo año con Williams, explica por qué se siente mucho más preparado que en la pasada temporada.

“Me siento más experimentado,” reconoce Pastor. “Conozco el equipo: la manera de trabajar, la filosofía… todo, incluido el coche. Ahora es totalmente nuevo pero similar al anterior sólo que es más rápido y consistente. Tenemos un motor nuevo también, así que me siento con confianza para este año”.

Sus primeros días con el FW34 han sido la antítesis de lo vivido en 2011. Donde había un coche nervioso y con tendencia a roturas, Williams tiene ahora un coche fiable y que se comporta bien en pista, especialmente a alta velocidad, algo que confirman sus dos pilotos titulares.

“En las curvas rápidas tenemos un coche bastante neutro, eso es algo positivo. Viendo a algunos se les mueve mucho pero ahora es muy temprano: todo va a cambiar la semana que viene donde comenzamos de nuevo pero creo que es un buen punto de partida,” explica Pastor, que no quiere mojarse con respecto a la competencia.

“Ferrari y McLaren se mueven mucho pero también van rápido si analizas los tiempos porque, más o menos, podemos intuir con cuánta gasolina van,” explica Maldonado, que se muestra satisfecho con el comportamiento de las nuevas Pirelli que “entran en temperatura antes al ser más blandas” aunque la degradación sigue siendo similar.

“Sigue siendo igual, pero esta temperatura la conseguimos pocas veces durante el campeonato, así que es irrelevante lo que está sucediendo. No hay que prestar mucha atención a eso,” comenta. “No podemos ponernos a evaluar lo que hace la goma. Primero tenemos que cumplir con un programa que estuvo planificado antes, probar todo lo que nos dicen y después de eso, vamos agarrando datos y trabajando sobre la marcha”.

En opinión de Pastor, la igualdad entre los compuestos blando y medio va a dar más juego estratégico en 2012. “El medio es más duradero, se comporta mejor y degrada menos. Va medio segundo más rápido así que la estrategia va a ser muy importante este año. Si tenemos el duro y el blando va a existir una estrategia lógica para todos pero si está el medio puede haber sorpresas,” apostilla Maldonado.

Dejando de lado los compuestos y entrando en pronósticos de cara a su segundo año, Pastor no oculta su optimismo señalando el resultado con el que estaría satisfecho. “Conseguir algunos podios,” responde. “Creo que es posible en algunas pistas. Para ser honesto no creo que tengamos un coche para ganar el campeonato, pero sí vamos a tener un coche competitivo”.

“Aunque no sea competitivo desde el principio, que no lo creo viendo lo que tenemos entre manos, el equipo puede reaccionar muy rápido porque están preparados para todo. Este año se han preparado muy bien y se ve la diferencia: el año pasado nada más hice 800 km de pretemporada y este año ya en tres días hice eso,” recuerda.

Entre la novedades que más le afectarán en su día a día está la entrada de Alex Wurz en el equipo, un fichaje que el venezolano califica como “positivo”. “Es un piloto más del equipo y uno más que está de nuestro lado. No siempre es sencillo ver lo que sucede dentro del coche y lo que los otros coches están haciendo y él es muy experto. Puede ayudarnos al equipo y a los pilotos,” afirma el piloto de Maracay sobre el tema.

Este 2012 será clave para Pastor Maldonado. Sin el abrigo de Rubens Barrichello, deberá ser el líder de Williams y ese rol es de los que tiene que ganarse cada día. “Por supuesto. En el día a día tenemos que hacer más que antes, por suerte. Este año tengo que dar lo mejor de mí,” afirma el venezolano. La esperanza de un país y la legión de admiradores de un conjunto mítico así lo esperan.

Lea también: