maldonado.jpg

En una reciente entrevista, concedida a la agencia de noticias Reuters, el piloto venezolano manifestó que su actual situación es preocupante pero no siente amargura por ello. Es que se hace difícil hablar de Maldonado y no pensar en su decisión de rescindir su contrato con la escudería Williams para trasladarse a Lotus; y todo lo que ha sucedido desde entonces. Mientras el equipo de Grove acumula 150 puntos, con cuatro podios de Valtteri Bottas, en Enstone apenas cuentan con 8 puntos, aportados por Romain Grosjean.

En doce Grandes Premios, Maldonado no ha logrado punto alguno, pero sí ha sumado accidentes y problemas técnicos desde el comienzo del campeonato. La actuación de su compañero tampoco es destacable, indicio de que el asimétrico E22 es una apuesta perdida. En este caso, aunque parezca que Maldonado tiene una nube negra encima, era previsible, visto lo acontecido a finales de 2013, que Lotus era un barco a la deriva. Se podría decir que falló el sentido común en la toma de decisiones, sin embargo, Maldonado confesó que no se rendirá ante las adversidades.

Para nadie era un secreto que el sobresaliente rendimiento de la escudería Lotus dependía en gran medida de la creatividad de James Allison, en la dirección técnica; de la sagacidad de Eric Boullier, en la dirección del equipo, y del brillante pilotaje de Kimi Räikkönen. Si a la ecuación se le resta estos tres elementos y se le añade una deuda escandalosa que a día de hoy ni Gerard López sabe cómo pagar pues…¿Qué se obtiene?

No quisiera pensar que los asesores de Pastor Maldonado le indicaron que al salir de Williams le esperaba el coche de Räikkönen y de allí en adelante todo sería cortar y coser, porque lógicamente, aplicando el nuevo Reglamento Técnico, los monoplazas del año pasado, y todas sus posibles evoluciones, no podrían participar esta temporada. Así que del E21 solo quedaría el color. Además, el proyecto 2014, en la parte de diseño, sería responsabilidad de Nick Chester, un debutante en la dirección técnica.

Por otra parte, el proyecto de Williams descansaba en las manos de Pat Symonds, quien acumula una experiencia de más de 30 años en la Fórmula 1, y quien llegó a Grove para enfocarse en crear el FW36, dejando a un lado cualquier desarrollo del nefasto FW35 de Mike Coughlan. La división Williams Hybrid Power y los propulsores Mercedes también eran aspectos a considerar. Pero como siempre he dicho, los que están allá saben algo que todos los demás desconocen.

En tal sentido, no puedo argumentar si la salida de Maldonado del equipo Williams fue más un asunto de índole personal, pero lo que sí está claro es que tuvo el poder para decidir su destino. Se la jugó por un cambio para no permanecer igual, pero la pesadilla vivida en 2013 también le acompaña este año en Lotus.

En un fragmento de la entrevista, publicado en la página nextgen auto se puede leer

No vale la pena estar triste. Estoy en la Fórmula 1, tengo el apoyo de los venezolanos y de mi familia. No soy capaz de luchar por buenos resultados ahora, pero no sirve de nada estar desconsolado. Sólo debo centrarme y mantener la calma. El equipo ha tenido éxito en el pasado y debería volver a los primeros lugares. ¿Irme de Williams fue una decisión desastrosa? Pasé tres años en Williams y siempre dije que fueron buenos para mí. El año pasado pensé que era el momento de seguir mi carrera en otra parte y elegí Lotus porque era la mejor escudería disponible en ese momento. Este es un equipo que ha ganado títulos, cuando era Renault, hay personas calificadas aquí. Cada equipo puede tener una mala temporada. Sucedió el año pasado en Williams y resulta que este año son competitivos. No tengo suerte, porque mi temporada es muy mala, pero al mismo tiempo, he aprendido mucho. Espero que 2015 sea mejor para mí, tal vez tengamos un buen coche como el de Williams este año o tal vez mejor.

Lea también: