Mercedes AMG

Con la Fórmula 1 ya en Europa, las escuderías se afanan por mejorar las prestaciones de sus monoplazas presentando mejoras en cada gran premio. Pero tampoco hay que ser demasiado avezado para descubrir que a pesar del trabajo de Red Bull o Ferrari, Mercedes AMG aún sigue un paso por delante del resto.

El simple hecho de que hoy, tanto Nico Rosberg como Lewis Hamilton hayan conseguido doblar hasta el quinto clasificado es una demostración. Y eso a pesar de un safety-car pasado el primer tercio de carrera (el primer coche de seguridad lo podemos “ignorar”). Eso sí, también hay que reconocer también el trabajo que Daniel Ricciardo que ha finalizado la carrera de hoy a la estela de Hamilton lo que demuestra que en Red Bull van por el camino adecuado.

Mercedes AMG

Pero según aseguran los rumores en el paddock de Montecarlo, la demostración de poderío podría ser incluso mayor. Estas informaciones indican que ahora mismo, Mercedes AMG contaría con un segundo de mejora. Un segundo (evoluciones a parte) que tendrían guardado en la manga a la espera de las mejores de sus rivales y sobre todo por no provocar un cataclismo en la Fórmula 1.

Si en cada carrera la escudería anglo-alemana “metiera” a sus rivales la friolera de 1,5-2 segundos de manera continúa, las voces solicitando cambios en la reglamentación no tardarían en aparecer. En la Fórmula 1 siempre ha habido escuderías dominantes, pero lo que está demostrando Mercedes AMG va camino del monopolio.

Cuando la marca alemana decidió regresar a la Fórmula 1, ya sabía que en 2014 iba a haber un cambio importante con la llegada de los V6 Turbo. Lo sabían y pensaban que ese podía ser su momento. Por ello, sus cuatro primeras temporadas han sido un trabajo de aclimatación. A finales de 2012, Mercedes-Benz ya había comenzado el trabajo en el banco con su nuevo propulso propulsor. Antes que nadie. Y los resultados de esa planificación los estamos viendo.

Lea también: