mercedes-trompeta

Esta mañana el equipo Mercedes ha montado en la parte trasera de su monoplaza, pilotado hoy por Nico Rosberg un particular utensilio con el que ha tratado de modificar el sonido de su monoplaza. La idea parece no haberle gustado ni a ellos mismos, pues una hora más tarde han decidido desmontar este sistema y continuar con su programa de trabajo.

El poco sonido de los motores V6 preocupa a equipos, pilotos, organizadores e incluso a la FIA. Mercedes ha querido ser el primero en probar alguna de las soluciones para evaluarlas. Luego tendrían que compartir los resultados con la Federación, que incluso ha llevado expertos en sonido al circuito para medir la ‘mejora’ con el nuevo escape.

La solución, que no nos engañemos es muy de andar por casa, consiste en colocar un escape con una salida bastante más ancha de lo normal. Deja mucho mucho que desear tanto por su sonido – más bronco aún – como por su estética, que muestra una especie de vuvuzela o megáfono incrustado en el escape.

Al parece esta medida no volverá a probarse, pues los resultados no han sido satisfactorios, y la FIA tendrá que seguir buscando soluciones si quiere que los motores V6 suenen de una forma diferente. La única muestra que tenemos de la prueba realizada hoy es este vídeo grabado por un aficionado:

Imagen vía Antena 3

Lea también: