maurizio-arrivabene-paddock-2016-ferrari

Según la prensa alemana, la escudería Ferrari llegará a Spa con la última mejora de su motor que van a introducir esta temporada, aunque todo apunta a que no se montará en el monoplaza hasta el Gran Premio de Italia.

El medio, SpeedWeek, asegura que Ferrari ya habría gastado sus últimos tres tokens que le restaban esta temporada, pero que por motivos de fiabilidad en la unidad de potencia, este motor mejorado no se montaría hasta el Gran Premio de Monza.

Tras un comienzo de temporada bastante bueno, mientras avanzaba la temporada, Ferrari iba perdiendo fuelle, y veía como poco a poco Red Bull se acercaba hasta el punto de adelantarle en el mundial de constructores. Esto ha hecho que los de Maranello, tengan que trabajar duro para que sus pilotos consigan colocarse, otra vez, delante de los de Red Bull antes de que finalice la temporada, para así conseguir el segundo puesto en el mundial de constructores.

Según Arrivabene, el punto débil de su equipo no es la unidad de potencia, sino la aerodinámica y el grip, y asegura que acabarán la temporada por delante de los monoplazas de la bebida energética.

“A nuestro monoplaza le falta dos cosas: eficiencia aerodinámica y grip mecánico. No exageramos la situación. En Budapest fuimos más rápidos que Red Bull, así que todavía podemos adelantarles“, declara Arrivabene al medio La Repubblica.
Arrivabene asegura que no han dejado de lado la evolución del monoplaza de esta temporada, diciendo que su equipo no se rinde y que lucharán por solucionar todos los problemas lo antes posible.

“Ferrari no se rinde y nunca lo hará bajo mi mando. Ya estamos trabajando en el coche del año que viene, pero ahora mismo estoy interesado en esta temporada. Debemos solucionar cada problema tan rápido como sea posible”, finaliza Arrivabene.

Lea también: