Marussia

Última recta de la temporada. Las dificultades para ajustar el presupuesto a las carreras que restan cada vez se parece más a un encaje de bolillos y algunas escuderías incluso han tenido que retrasar algunos pagos a sus proveedores. Es el caso de Sauber y Marussia, que tal y como confirmó ayer Marco Mattiacci se han atrasado en los pagos a Ferrari por la utilización de sus motores.

No es nada nuevo ya que durante las últimas semanas se ha vuelto a hablar de la posibilidad de que Marussia no pudiera competir este fin de semana en Monza o que incluso hubieses un cambio en la alineación de sus pilotos tras la polémica surgida con Max Chilton en el pasado Gran Premio de Bélgica. Ferrari no ha anunciado si tomará medidas o si por el contrario tendrá algo de manga ancha con sus dos clientes tras un año en el que el rendimiento del propulsor italiano tampoco ha sido excelente.

Vía | Nextgen Auto

Lea también: