Maria de Villota La piloto probadora de Marussia Racing F1, María de Villota, ofreció una rueda de prensa este jueves en el Centro Superior de Deportes de Madrid. La madrileña reapareció luego del accidente que sufrió durante un aerotest con el equipo en el Aeródromo de Duxford, en Inglaterra, en el que casi pierde la vida.

“Va a ser inevitable que sea un poquito sentimental, porque ha sido muy fuerte todo lo que ha pasado”. Así comenzó la rueda de prensa que María de Villota ofreció esta mañana en el Consejo Superior de Deportes de Madrid. Esta fue su primera aparición pública después de que en julio del año pasado sufriera un grave accidente que le costó el ojo derecho y varias operaciones.

Más de tres meses después, y todavía en proceso de recuperación, la pilota madrileña ha querido lanzar un mensaje positivo: “Este ojo me ha devuelto el norte, me ha devuelto lo importante y lo tomo con esa energía. Esta nueva oportunidad la voy a vivir al 100%. Por supuesto no todo es lo que yo creía en la vida”, aseguró.

Tuvo tiempo también para recordar algunos de los momentos más duros de su convalecencia: “Cuando desperté, se acercó uno de los cirujanos y con mi familia alrededor me dijo: ‘María, te hemos salvado la vida. No sé si recuerdas que tuviste un grave accidente, pero estás aquí, con nosotros. Pero tenemos que decirte que has perdido el ojo’. En ese momento yo miré al doctpor y le dije: ‘Usted es cirujano, y necesita dos manos para operar. Pues yo soy piloto de Fórmula Uno y necesito dos ojos. Como si el pobre hubiera tenido alguna opción de poder hacer algo…”.

Otro de esos episodios lo vivió ante el espejo: “La primera vez que me vi el ojo le dije al espejo: “¡Quita bicho!”. En ese momento tenía 104 puntos en la cara, era horrible como os podéis imaginar. Entonces pensé: ‘¿quién me va a querer a mí así?’. Y me he dado cuenta de que me han querido más que en toda mi vida”, cuenta.

En cuanto a sus objetivos de futuro, los tiene claros: ”El motor, seguiré dedicándome a él porque es mi vida; los enfermos, porque veo cosas terribles en la unidad de quemados y la mujer, porque ahora sí tengo un impedimento físico para pilotar y no antes. Me gustaría que hubiese una mujer en la F-1″. María quiso agradecer el cariño recibido en los últimos meses: ”Todos los pilotos de F-1 me llamaron, me escribieron o quisieron ir a verme. Siempre quise su respeto en el asfalto y estoy emocionada con el cariño que me han mostrado”.

Mucho animo María!!!!…. 

Lea también: