140042rus

A falta de que se haga oficial mediante comunicado, prácticamente todo el paddock da por hecho que Fernando Alonso abandonará Ferrari al final de esta misma temporada. El último en gritarlo a los cuatro vientos ha sido precisamente el que ocupaba hasta hace un mes el cargo de presidente de los del cavalino, Luca Cordero di Montezemolo. El italiano ha confirmado a los micrófonos de la cadena italiana RAI, que Alonso quiere nuevos estímulos y que por ello sus caminos se separarán a final de este 2014.

Obviamente es una voz bastante autorizada para hablar del futuro del asturiano, ya que ha estado involucrado en las decisiones del equipo hasta hace pocos días. Él más que nadie conoce el carácter de Fernando Alonso y las palabras del propio Montezemolo dejan entrever la decepción que siente Ferrari al no haber podido dar un material a la altura del bicampeón durante el último lustro.

Fernando se va por dos razones: una, quiere aventurarse en otro reto, y dos, porque tiene una edad en la que no puede esperar para ganar otra vez. Está decepcionado por no haber ganado en estos años y necesita nuevos estímulos.

También Montezemolo ha querido salir en defensa de Ferrari. Tras casi siete años en los que no ha conseguido ningún Campeonato del Mundo, parece que cada temporada en blanco pone una piedra más al lastre de un equipo que ya vivió en el pasado largas épocas de sequia. Ahora con la posible llegada de Sebastian Vettel parece que muchos esperan que se repita la historia vivida con Michael Schumacher hace más de una década. Veremos…

Algunos dicen que últimamente no ganamos mucho. Pero desde 1999 hemos ganado 14 títulos de campeones del mundo en 15 años. El deporte, por suerte o por desgracia, no es una ciencia exacta. ¿La familia Agnelli? Yo habría esperado al menos un ‘gracias”, ha declarado Montezemolo en la entrevista televisiva. Ferrari es junto a mi familia la cosa más importante de mi vida. He estado 23 años como presidente y antes de eso estuve con Enzo Ferrari, con quien vencimos dos campeonatos del mundo. Ferrari es un pedazo de la bandera italiana, un conjunto de belleza, de estética, de tecnología y de pasión transmitida a la conducción y a cuando se anima en los circuitos. Lo digo siempre, que nosotros no vendemos coches, vendemos un sueño.

Vía | AS.com

Lea también: