Giedo van der Garde

Estamos como quien dice a nada del Gran Premio de Singapur pero los equipos no están muy de acuerdo con la llegada de la nueva normativa sobre las restricciones de mensajes por radio, sobre todo en lo que a algunos mensajes se refiere y que están prohibidos dentro de la lista definitiva de los prohibido y lo que no. Entre los que ha mandado una queja a la FIA se encuentra Ferrari, que pide que aclaren exactamente qué es una situación de riesgo para evitar errores fatales tanto para el piloto como el equipo.

Y es que entre los mensajes prohibidos encontramos los del estado de los frenos y los neumáticos pero los equipos consideran que saber el estado o al menos, poder comunicar situaciones críticas podrían evitar accidentes peligrosos.

Tampoco parece que la solución de que algunos mensajes se muestren por la pantalla LCD del volante agrada a todos ya que hay tres equipos que no tienen esta pantalla y a estas alturas de la temporada, no sería justo obligarles a desarrollar un nuevo volante sin casi tiempo material y además tener los pilotos que adaptarse a él.

El comunicado de Ferrari dice lo siguiente:

Los pilotos actuales hacen dos o tres ajustes por vuelta basándose en la información que le dan los ingenieros que monitorizan la situación con la telemetría” explicaba Ferrari en un escrito publicado en su página web. “Tampoco se podrá volver a comunicar en qué curvas o sectores pueden mejorar, ni estará permitido dar indicaciones al piloto sobre el estado de los neumáticos o sobre las acciones a realizar durante la vuelta de formación. El piloto tendrá acceso, sin embargo, a parte de esta información a través de la pantalla LCD del volante.

Entre las comunicaciones que la FIA tolerará, está la llamada al piloto para entrar a boxes a cambiar neumáticos, las órdenes de equipo relativas al intercambio de posiciones entre compañeros, las advertencias de peligros potenciales presentes en pista y la información relativa al tráfico. Los hombres de la Scuderia Ferrari están estudiando el impacto de esta nueva directriz técnica en materia de comunicaciones por radio y están analizando los posibles escenarios que se podrían materializar sobre la pista.

Todavía existen algunas dudas, sobre todo en cuestiones relativas a la seguridad; algunas indicaciones, como por ejemplo las que tienen que ver con el estado de los frenos y de los neumáticos, se encuentran en el grupo de prohibidas, pero en ciertos casos podrían evitar accidentes peligrosos.

¿Cómo proceder entonces? A la espera de una mayor clarificación de la FIA, solamente la pista nos dirá cuánto llegará a condicionar esta regla el transcurso de una carrera…

Vía | F1aldia

Lea también: