Red Bull

Durante el Gran Premio de Australia, nos dimos cuenta de que Red Bull había recurrido a una pequeña triquiñuela para no montar el ya habitual soporte porta-cámara que se suele situar a la altura del eje delantero.

Por reglamento, la cámara no puede estar situada dentro del chasis monocasco si no anclada al mismo. Para salvar la normativa, la escudería anglo-austriaca decidió quitar ese soporte y ubicar la cámara de la FOM en el panel de la vanidad.

Pero a los chicos de Bernie Ecclestone esta solución no les ha resultado satisfactoria y tras los primeros grandes premios se han quejado de que la posición impide obtener imágenes de calidad. Aunque durante el Gran Premio de España la escudería realizó cambios, estos no han sido satisfactorios y de cara al Gran Premio de Mónaco, la cámara volverá a estar situada en un soporte externo al monoplaza, tal y como hacen el resto de escuderías.

Vía | TheF1times

Lea también: