caterham-ct05-2014.jpg

Últimamente parece que se ha puesto de moda hablar de Caterham. Tras la venta del equipo justo antes del Gran Premio de Gran Bretaña y el casi acuerdo para que Carlos Sainz Jr. se montara en el monoplaza verde antes de que terminara la temporada, ahora llegan buenas nuevas desde la sede de Leafield. El equipo de Colin Kolles prepara una importante actualización que llegará en Spa-Francorchamps.

Y es que en Caterham no han perdido la esperanza de conseguir finalmente superar a Marussia y Sauber, muy difícil tras el gran resultado conseguido por Jules Bianchi en las calles de Mónaco. En el equipo se arriesgan a perder el premio conseguido el año pasado por finalizar en 11ª posición entre los constructores. Es por ello, que Christian Albers, nuevo jefe de equipo, junto a los inversores (suizos y provenientes del Oriente Medio) están planificando la introducción de nuevas evoluciones a partir de la carrera belga.

Queremos algunas mejoras, si, y tan pronto como sea posible. No va a ser fácil porque siempre cuestan un montón de dinero, pero estamos trabajando en ello ahora. Tenemos que seguir trabajando. Para mí la prioridad es conseguir la mayor cantidad de mejoras realizando una inversión razonable.

Vía | Racer

Lea también: