La falta de adelantamientos se ha convertido en una de las principales materias sobre las que actuar por parte de la FIA. En el pasado Gran Premio de Australia, solo se produjeron cinco intercambios de posición en pista tras apagarse el semáforo, una realidad que va totalmente en contra de los objetivos del organismo regulador y de Liberty Media.

De ese modo, la FIA organizará una reunión urgente este sábado en Bahréin para discutir con todos los directores técnicos de la escudería medidas a introducir en el reglamento de 2019 para devolver los adelantamientos a la F1, algo que se había recuperado con el cambio del reglamento de 2009, aunque el nuevo cambio de 2017, con coches más anchos y con más carga, ha traído de vuelta una de las grandes cuestiones del automovilismo.

Así, Liberty Media ha creado un grupo de ingenieros, liderado por el ex de Williams, Jason Sommerville, para ayudar a incorporar nuevas soluciones antes del 30 de abril, fecha en la que el reglamento de 2019 debe estar cerrado. Algunas ideas son incrementar el tamaño del ala trasera para que el efecto del DRS sea mayor, aunque el objetivo principal sería simplificar el alerón delantero, pues este es el que inicia las turbulencias que provocan que el coche que venga por detrás no se pueda acercar a su rival.

Lea también: