Temporada 2014

Hace tiempo que no recuerdo un año en el automovilismo como este. Es cierto que en otras temporadas hemos visto una o dos categorías monopolizadas por un piloto o un equipo, pero lo cierto es que este 2014 estamos viendo las competiciones más importantes a nivel mundial dominadas por sus respectivas marcas. Empezando en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 y terminado en el Mundial de Moto GP.

Las cuatro grandes categorías del automovilismo (Fórmula 1, WRC, WTCC y WEC) además de la categoría reina del motociclismo (Moto GP), tan distintas entre ellas, están teniendo guiones muy similares. Podríamos decir incluso que si este deporte tuviera su particular día de la marmota, algo que algunos granjeros utilizan para determinar si el invierno ha llegado a su fin o si por el contrario durará seis semanas más, el roedor no habría visto su sombra y por lo tanto esta campaña promete ser muy larga…

Fórmula 1: bajo el brillo de la estrella de Mercedes AMG

F1

Cinco pruebas del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 y sólo hemos oído un único himno sonar en honor del mismo equipo, Mercedes AMG. El equipo germano está sometiendo al gran circo a una tiranía similar a la de Sebastian Vettel en la recta final de la pasada temporada, pero incluso con una superioridad mayor en cada una de las carreras disputadas hasta el momento, como un Mercedes W05 que con las mejoras recibidas en el Gran Premio de España dilató un poco más su ventaja.

Si además de un buen coche, tenemos a un Lewis Hamilton imperial y a un Nico Rosberg infalible poco más hay que decir. Dos de los Campeones del Mundo que hay en parrilla, Jenson Button y Fernando Alonso ya han admitido que será difícil arrebatarles una sola victoria en lo que queda de campaña. Mientras tanto, muchos siguen tratando de buscar el secreto que está haciendo volar los monoplazas plateados incluso por encima del resto de equipos que utilizan el mismo propulsor.

Por ahora, lo único que ha salido a la luz es que podrían estar utilizando una ingeniosa solución en forma de eje más largo entre las dos fases de la turbina, que permite que otros elementos como el intercooler sean más pequeños. Obviamente el rendimiento del W05 no basa su éxito en sólo un elemento, sino que es un conjunto salido de la sede de Brackley en el que aerodinámica y motor se unen en un mismo monoplaza que actualmente es capaz de rodar de segundo y medio a dos segundos más rápido por vuelta. Veremos si las calles y trampas de Mónaco cortan la imparable racha de Mercedes AMG.

WRC: Volkswagen lleva 8 meses saboreando el champán

WRC

Ya sea por errores del resto o por absoluta superioridad mecánica, el Volkswagen Polo R WRC es el verdadero dictador del Mundial de Rallyes. Ya no sólo son las cinco victorias de cinco posibles este año, entre los que podemos contar además tres dobletes, sino que el equipo de Jost Capito se encuentra sin conocer algo que no sea la victoria desde hace ocho meses, precisamente desde el Rallye de Alemania que se convirtió en la primera victoria de Dani Sordo.

A pesar de tener que entregar la cuchara en Argentina, Sébastien Ogier va disparado hacia su segundo título de Campeón del Mundo de Rallyes. El de Gap es el complemento perfecto del Polo R WRC y con su técnica y capacidad de rodar rápido en todos los terrenos ha hecho que este portento de la ingeniería tenga el mismo afán depredador que su dueño. Un coche que parece no tener puntos débiles y además de su fiabilidad (sólo dos abandonos por problemas técnicos en dos años), cada vez que se le ve en los tramos demuestra una velocidad y estabilidad que el resto de equipos envidian.

Llevan nueve victorias consecutivas junto a Jari-Matti Latvala, el próximo mes en Cerdeña prometen luchar por la décima si sus rivales no lo remedian. Y lo cierto es que ni la todavía en fase de pruebas Hyundai, ni los menos poderosos económicamente M-Sport y Citroën parecen ser rivales muy capacitados ante el dominio de los alemanes. Sin embargo, en los rallyes son más habituales las sorpresas.

WTCC: Citroën se quita la espinita del WRC a base de victorias

WTCC

Ocho carreras disputadas (bueno, 6 y media después de este fin de semana pasado por agua en Eslovaquia) y los rivales de Citroën tan sólo han sido capaces de evitar la victoria de uno de los C-Elysée TC1 en una ocasión, con el triunfo conseguido por Gianni Morbidelli en la segunda manga de la cita de Hungría. Todo lo demás han sido victorias para el equipo francés que se está olvidando rápidamente de su dolor producido por el fin de su dominio en el Mundial de Rallyes.

Tras un año probando y desarrollando el coche mientras que el resto de equipos tenía que competir, evolucionar su anterior modelo y pensar en el diseño del nuevo ya con el reglamento 2014, la firma de los dos chevrones ha sido todo un verdadero ciclón en este comienzo de campaña y sus tres pilotos han demostrado estar a la altura. En especial “Pechito” López, que llegaba a la formación dirigida por Yves Matton como el de “menos nombre” de los tres, pero su sobrada experiencia en turismos, así como su rapidez ha hecho que el apodo de la Bestia le venga como anillo al dedo.

El argentino ha conseguido dos victorias al igual que sus dos compañeros, Yvan Muller y Sébastien Loeb, pero ha basado en su regularidad su secreto del éxito que le permite ser líder cuando llevamos ya disputado un tercio del campeonato. El Citroën C-Elysée por su parte demuestra estar varios pasos por encima del resto, no sólo en términos de potencia, sino que en carga aerodinámica y estabilidad es muy superior a los Chevrolet, Honda y Lada. Sólo hacía falta ver como en las carreras con el asfalto mojado es capaz de adelantar sin despeinarse por fuera en curvas medias/rápidas. Aunque son los únicos que han conocido la derrota en este repaso, ni los lastres más contundentes podrán pararles en su carrera hacia ambos títulos.

WEC: Toyota comienza con paso firme ante los alemanes

WEC

Comenzábamos este repaso al automovilismo Mundial con dos marcas alemanas dominando en la Fórmula 1 y el WRC y acabamos con dos japonesas que actualmente acaparan todos los flashes en sus respectivas categorías. El comienzo de año de Toyota ha sido perfecto. A pesar de que sólo llevamos dos pruebas disputadas del WEC (obviamente el calendario de resistencia es mucho más corto que en otros campeonatos debido a las características de la categoría), pero en ambas el nuevo TS040 de 1.000 CV ha demostrado estar por delante del ejército alemán.

Mientras mucho esperábamos un duelo cara a cara entre los dos equipos teutones por ver cuál de las configuraciones hibridas del grupo VAG era la más competitiva, el inicio de campaña nos ha dejado con una Toyota mucho más competitiva y fiable que Audi y Porsche, ambos con muchos problemas mecánicos en las pruebas de Silverstone y Spa, además de los accidentes que tuvieron los pilotos de los Audi R18 en la cita británica y que dejaron los prototipos completamente destrozados.

Si bien aquí no espero que el dominio se extienda al resto del año, parece que éste sí puede ser la edición en la que Toyota pueda soñar con alzarse con la victoria en las 24 Horas de Le Mans, el verdadero premio gordo del mundo de la resistencia. Por ahora, su equipo formado por Anthony Davidson, Nicolas Lapierre y Sebastien Buemi han demostrado rapidez y regularidad, veremos si el próximo 14 y 15 de junio son capaces de mantener el nivel.

Moto GP: Ícaro sustituyó sus alas de cera por unas doradas

Moto GP

A pesar de que el motociclismo es coto vedado de nuestros compañeros de Motorpasión Moto, no puedo cerrar este artículo sobre dominios abrumadores sin hablar de Moto GP. Ya con el título de Moto GP debajo del brazo tras la mejor temporada de un rookie de la historia, Marc Márquez está decidido a conseguir su segundo trofeo de la máxima categoría de forma consecutiva. El español, que acaba de renovar con Honda hasta finales de 2016 goza de la mejor moto, pero también de la técnica de hombres como Mick Doohan o Casey Stoner.

Márquez ha querido acercarse demasiado al sol, al igual que hizo Ícaro, pero en el caso del piloto de Honda, el contar con alas doradas le ha permitido cumplir su sueño de toda la vida. Desparpajo y sinceridad fuera de pista que se convierten en agresividad y hambre de victorias en cuanto se pone el casco. Por el momento lleva cuatro triunfos de cuatro posibles (Qatar, Texas, Argentina y Jerez), Le Mans espera este mismo fin de semana para ver si la racha continúa.

Lea también: