El delegado técnico de la FIA y Director de Carrera Charlie Whiting realizó el martes la primera inspección al Circuito de las Américas de Austin, de cara a la carrera inaugural del Gran Premio que significará el regreso de la Fórmula 1 a Estados Unidos el próximo mes de noviembre.

Después de recorrer el trazado y de visitar las instalaciones que están en construcción todavía, Whiting confía que el evento que se disputa a mediados de noviembre se desarrolle sin problemas.

 

“Está claro que todos los recursos que el Circuito de las Américas se ha comprometido a usar para completar estas instalaciones a tiempo y de acuerdo con los estándares de la FIA están marcando la diferencia,” ha declarado Whiting según la nota de prensa del circuito. “Los más de 500 operarios que trabajan diariamente están haciendo grandes progresos.”

“Tengo planeado regresar a Austin a finales de agosto para una nueva revisión. La inspección oficial pre-carrera está prevista para el 25 de septiembre, es decir, 60 días antes del inicio programado (del fin de semana del Gran Premio).”

“Creo que el Circuito de las Américas podrá organizar un gran show y un Gran Premio espectacular en su primer año. Tengo muchas ganas de que llegue la próxima visita en agosto.”

La última vez que América organizó una carrera de F1 fue en Indianapolis en 2007. A partir del próximo año el país pasará a organizar dos rondas al entrar en el calendario Nueva Jersey que organizará el Gran Premio de América, que se disputará en el circuito urbano de Port Imperial.

Lea también: