vettel_alonso.jpg

El reciente Gran Premio de Inglaterra, disputado en el mítico circuito de Silverstone, tuvo todos los ingredientes para convertirlo en un éxito a nivel de audiencias. Un dramático accidente, sin consecuencias que lamentar. Ganó el piloto local Lewis Hamilton. Nico Rosberg se retiró. Jenson Button realizó una gran actuación. Sebastian Vettel y Fernando Alonso se enfrascaron a sangre y fuego, en un duelo de leyenda…

Todo presagiaba que la mayoría de los espectadores ingleses se enfocarían en la Fórmula 1, pero las cifras mostraron un panorama muy diferente. Un promedio de 3,32 millones de ingleses permanecieron frente a sus televisores observando el Gran Premios, el peor promedio desde el año 2006.

El informe de audiencia indica que otros eventos deportivos realizados en Gran Bretaña, como la final del torneo de Wimbledon y la etapa del Tour de Francia, escenificada en las calles de Londres, pudieron captar la atención de un público muy numeroso. Aunque, desde la organización de la Fórmula 1, señalan que el tiempo transcurrido para reanudar la carrera, tras el accidente de Kimi Räikkönen, pudo causar una migración de teleespectadores.

No deja de ser preocupante que deportes como el tenis y el ciclismo puedan ser considerados más emocionantes que la Fórmula 1, pero así parece porque los ingleses prefirieron observar la victoria de Novak Djokovic sobre Roger Federer o el triunfo del ciclista Vincenzo Nibali, antes que interesarse por la Fórmula 1. Inclusive, si se analiza desde un punto de vista estadístico, y se compara con las cifras de épocas anteriores, es probable que muchos ingleses, que en 2013 observaron la Fórmula 1, este año simplemente hayan optado por apagar el televisor y salir a disfrutar de la tarde.

Vía | motorsport total

Lea también: