kimi-raikkonen-monaco

El finlandés de Ferrari cree que los comisarios no prestaron atención suficiente al incidente en el que se vio envuelto con Max Chilton y en el que perdió toda opción de subir al podio en el Gran Premio de Mónaco. Durante el segundo safety car Räikkönen sufrió un golpe de Chilton que le pinchó un neumático. El británico se estaba desdoblando.

Una vez que Kimi tuvo que entrar a boxes para cambiar sus neumáticos sus objetivos se redujeron hasta el punto de ir en busca del máximo número de puntos posibles. Al final de la carrera tuvo otro incidente con Magnussen, que le obligó a volver a boxes, lo que le dejó en duodécima posición. Räikkönen reclama una mayor atención de los comisarios.

Nadie habla de lo que ocurrió cuando el coche de seguridad estaba en pista. Eso nunca es fácil, y destruyó mi carrera, pero está claro que este incidente no les interesaba. Me preguntaron por qué me había perdido el drivers parade, prestaron mucha atención a eso, más que a lo que de verdad requería su atención

De no haber tenido lugar el incidente entre Räikkönen y Chilton probablemente el finlandés habría subido al podio, o se habría quedado cerca, superando por primera vez a Fernando Alonso en carrera. En su vuelta a Ferrari, Kimi no encuentra la suerte.

Vía | F1i

Lea también: